chalecos amarillos (semisquare-x3)
Manifestantes con chalecos amarillos bloquean un carretera cerca de la frontera francesa con España. (AP)

Un noveno integrante del movimiento de protestas “chalecos samarillos” ha muerto en los disturbios en Francia mientras continúan las manifestaciones y los bloqueos de rutas, dijeron autoridades este jueves.

El manifestante fallecido cayó en medio de protestas en Agen, una ciudad en el sudoeste del país, dijo por televisión el ministro del Interior Christophe Castaner cuando miles de manifestantes siguen alzados pese a los esfuerzos de la policía de dispersarlos.

“Esto debe cesar, ya hay nueve muertos”, dijo Castaner, pidiendo calma a la población al avecinarse las festividades decembrinas.

El manifestante caído fue atropellado por un camión y era un organizador del movimiento “chalecos amarillos”, dijo en Twitter el legislador Olivier Damaisin.

Otros ocho manifestantes han perecido, en su mayoría en accidentes viales relacionados con el bloqueo de rutas. El movimiento surgió el 17 de noviembre entre conductores enfurecidos por un aumento en el precio de los combustibles.

Ayer, los empresarios de la ciudad francesa de Dijon (este), donde el pequeño comercio representa el 40% en el centro, son uno de los pocos colectivos del país que se ha atrevido a alzar la voz contra los "chalecos amarillos", y les piden que no los empujen a la precariedad con la que pretenden acabar.

"Los "chalecos amarillos" perjudican el comercio local y luego compran a multinacionales que no pagan impuestos en Francia. Es un disparo al pie", se quejó Guy Carbilled, fundador de una de las pastelerías más antiguas de esta ciudad de 150,000 habitantes.

Sus dos establecimientos, uno en el centro y otro junto a una rotonda ocupada por los "chalecos amarillos", fueron sorprendidos en el corazón de las protestas. Otros manifestantes arrancaron y quemaron la puerta de su antiguo local, situado en la calle de la Prefectura.

A menos de una semana para Navidad, comerciantes y artesanos confían en el fin de las movilizaciones y en las compras de última ahora, pero reconocen que este año la cuesta de enero va a ser especialmente dura.


💬Ver 0 comentarios