Una mujer, con mascarilla para protegerse del coronavirus, carga con las bolsas de la compra por una calle estrecha de la Ciudad Vieja de Varsovia, Polonia, el 2 de mayo de 2020. (AP Foto/Czarek Sokolowski)

Londres, Inglaterra - El jefe de la oficina de la Organización Mundial de la Salud para Europa dijo el jueves que la agencia está “profundamente preocupada” por los reportes acerca de un incremento de la violencia doméstica contra mujeres, hombres y niños en países como Bélgica, Gran Bretaña, Francia, Rusia y España, entre otros, durante la pandemia del coronavirus.

Aunque los datos son escasos, países de toda Europa informaron que hasta el 60% de las mujeres sufren violencia doméstica y las llamadas a los teléfonos de ayuda se quintuplicaron, explicó el doctor Hans Kluge en una conferencia de prensa. La continuidad de las medidas necesarias para controlar el COVID-19, la enfermedad causada por el virus, podrían tener un impacto devastador en mujeres y niños vulnerables, agregó.

“Si los confinamientos continuasen durante seis meses tendríamos que esperar 31 millones de casos de violencia de género más en todo el mundo", señaló Kluge citando datos del Fondo de Población de Naciones Unidas. “Las evidencias muestran que la violencia interpersonal aumenta durante cualquier emergencia”.

Las autoridades deberían considerar una “obligación moral” asegurar que los servicios de ayuda están disponibles para las comunidades, añadió Kluge.

Algunos países ya están respondiendo a la crisis, afirmó al destacar que Italia desarrolló una aplicación móvil a través de la que se puede pedir ayuda sin necesidad de realizar una llamada telefónica, y España y Francia pusieron en marcha programas por los que los farmacéuticos pueden detectar problemas si se utilizan palabras clave.

El número de casos de violencia doméstica que se reporta es todavía una pequeña parte porque quienes sufren abusos suelen negarse a denunciarlos, dijo.


💬Ver 0 comentarios