Un rescatador evacua a un bebé en un barrio inundado en Tanggerang, en las afueras de Yakarta, Indonesia. (AP)

Indonesia — Fuertes inundaciones azotaron la capital de Indonesia durante las celebraciones de Año Nuevo, causando la muerte de 16 personas, desplazando a miles más y forzando el cierre de un aeropuerto nacional, informó el jueves la agencia para el manejo de emergencias.

Las lluvias monzónicas y la crecida de los ríos anegaron por lo menos 182 vecindarios y provocaron deslaves en los distritos de Bogor y Depok, dijo Agus Wibowo, portavoz de la Agencia Nacional de Mitigación de Desastres.

Anies Bawesdan, gobernador de Yakarta, dijo que gran parte del agua ya había retrocedido para el jueves en la tarde y que el número de desplazados bajó de 19,000 a unos 5,000. Anteriormente, las autoridades dijeron que había unas 35,000 personas en refugios a lo largo del área metropolitana.

Los que regresaban a sus hogares encontraban calles repletas de lodo y escombros, vehículos arrastrados por las corrientes, volcados en parques o apilados en estrechos callejones. En las banquetas había ollas, sandalias y fotografías viejas.

Las autoridades aprovecharon que bajaron las aguas para retirar lodo y basura de las calles. La electricidad regresó a miles de casas y negocios.

Antes de que bajaran las aguas, imágenes de televisión y fotografías mostraban autos flotando en aguas lodosas mientras soldados y rescatistas usaban lanchas inflables para evacuar a niños y ancianos refugiados en los techos de sus viviendas.

Las inundaciones afectaron miles de casas y edificios en distritos pobres y ricos, obligaron a las autoridades a interrumpir los servicios de electricidad y agua y paralizaron las redes de transporte, dijo Agus Wibowo, vocero de la Agencia de Mitigación de Desastres.

Se trata de las peores inundaciones desde 2013, cuando murieron 47 personas.

En el último día del año se registraron hasta 370 milímetros (14,5 pulgadas) de lluvia en Yakarta y en las colinas de Java Occidental, lo que provocó el desbordamiento de los ríos Ciliwung y Cisadane, dijo Anies Baswedan, gobernador de Yakarta, a la prensa tras sobrevolar la ciudad.

El aeropuerto nacional Halim Perdanakusumah, en Yakarta, reabrió el jueves después de que las operaciones se suspendieron porque se inundó su pista, dijo Muhammad Awaluddin, director de PT Angkasa Pura II, el operador del aeropuerto. Unos 20,000 pasajeros se vieron afectados por el cierre.

En Bekasi y Tangerang, ciudades aledañas a la capital, extensas áreas seguían inundadas debido a que al desbordamiento de ríos.

Existe la posibilidad de que las inundaciones continúen hasta abril, cuando concluye la época de lluvias.

Yakarta tiene 10 millones de habitantes y 30 millones en sus alrededores. Es propensa a terremotos e inundaciones y se está hundiendo rápidamente debido a la extracción descontrolada de agua del subsuelo.

El presidente Joko Widodo anunció en agosto que la capital será trasladada a un lugar en la provincia escasamente poblada de Kalimantán Oriental, en la isla de Borneo, conocida por sus selvas y orangutanes.


💬Ver 0 comentarios