Las inundaciones golpean al sureste de este país.

La muerte de tres hombres este viernes, uno en Almería, otro en Granada y otro en Alicante, eleva a cinco el número de fallecidos por las lluvias torrenciales en el área mediterránea de España, informa el diario El País.

Según el medio, una de las víctimas, de origen africano, no se dio cuenta de que estaban señalizando un paso subterráneo inundado en Almería y accedió con su vehículo.

El otro fallecido, de 36 años, perdió la vida en La Jámula, una localidad de Baza (Granada). Según fuentes municipales, el cuerpo fue hallado por un helicóptero de la Policía Nacional lejos de su vehículo, que fue encontrado horas antes.

Por último, este viernes por la noche los servicios de emergencia localizaron el cadáver de un hombre de 58 años que llevaba desde el mediodía desaparecido. El fallecido es vecino de Redován en Alicante y su cuerpo fue encontrado por en una zona próxima a Orihuela.  Estas tres víctimas se suman a los dos hermanos fallecidos este jueves en Caudete (Albacete).

Las graves inundaciones del sureste español causadas por un fenómeno de gota fría han causado ya cuatro muertos, con ríos desbordados, comunicaciones cortadas y daños catastróficos.

Con precipitaciones que han superado los 400 litros por metro cuadrado en 48 horas en localidades como Orihuela, las riadas han afectado a amplias zonas de las provincias de Murcia, Alicante, Valencia y Almería.

El río Segura, el más importante de la zona, se ha desbordado en algunos puntos y se teme que lo haga también a su paso por la ciudad de Murcia.

Contingentes de la Unidad Militar de Emergencias (UME) ya se habían desplegado en la zona para participar en las tareas de rescate y auxilio, mientras que un contingente de las fuerzas especiales está listo por si se le da la orden de intervención.

Una de las principales autopistas del país, la AP-7, quedó cortada al inundarse uno de los túneles en Pilar de la Horadada (Alicante), de cuyo interior hubo que recatar a varios conductor con embarcaciones y una moto de agua.

Los aeropuertos de Almercía y Murcia están cerrados, igual que varios puertos marítimos de la zona, numerosas carreteras nacionales y secundarias y vías férreas. Casi 700,000 alumnos están sin clase solo en la región valenciana.

Las autoridades de la región de Murcia han instado a la población a que no se desplace en automóvil si no es estrictamente necesario, ya que la situación es "dramática", según el presidente regional, Fernando López Miras.

En numerosas localidades, las lluvias son las mayores jamás registradas. Los ríos desbordados y enormes avenidas de agua han arrasado zonas urbanas, campos agrícolas e instalaciones industriales, arrastrando vehículos y todo lo que encontraban a su paso.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) mantiene la alerta roja en algunas zonas del sureste, ya que prevé que las lluvias continúen hoy en la zona y se desplacen progresivamente hasta cubrir la mitad sur del país y las islas Baleares.


💬Ver 0 comentarios