Este video muestra cómo la prisionera Aída Merlano saltó de un edificio y se fue en una motora.

La excongresista colombiana Aída Merlano, que fue elegida como senadora para el periodo 2018-2022 pero no asumió el cargo, se fugó este martes de prisión cuando estaba en una cita médica, informaron fuentes oficiales.

El Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec) señaló en Twitter que la política, nacida en Barranquilla en 1976 y representante a la Cámara entre 2014 y 2018, se escapó "durante una cita médica odontológica en un centro médico" en el norte de Bogotá.

"Avanza la investigación", agregó el Inpec, que no dio más detalles sobre la fuga de Merlano, que estaba recluida desde abril de 2018 en la cárcel El Buen Pastor, de Bogotá.

Según medios locales, la excongresista al parecer se fugó a la salida de la cita médica en una motocicleta de domicilios que la estaba esperando afuera de la Clínica de la Sabana.

El diario El Tiempo manifestó que el Inpec pidió ayuda a la Policía para dar con el paradero de la prófuga, por lo cual se desarrolla operativo que incluye el Aeropuerto Internacional El Dorado, de Bogotá, y las terminales de autobuses, para evitar que salga de la ciudad.

En septiembre del año pasado el Consejo de Estado decretó la pérdida de investidura de Merlano por superar los gastos máximos establecidos por la ley para la financiación de campañas electorales.

El Consejo de Estado detalló que el Consejo Nacional Electoral estableció en poco más 884 millones de pesos (unos $252,000) el máximo permitido para campañas.

Sin embargo, Merlano gastó más de 1,730 millones de pesos ($494,000) en su candidatura, según las pruebas recogidas por la Fiscalía General.

La investigación de esa entidad también señaló que la exrepresentante a la Cámara pagó más de 6,000 millones de pesos ($1.7 millones) en votos en la costa Caribe colombiana para las elecciones legislativas de marzo, hecho por el que fue enviada a la cárcel, al igual que el empresario Julio Gerlein, hermano del exsenador Roberto Gerlein.

El mes pasado la Corte Suprema de Justicia condenó a Merlano a 15 años por los delitos de concierto para delinquir agravado, corrupción al sufragante y tenencia ilegal de armas.

La ministra de Justicia de Colombia, Margarita Cabello Blanco, solicitó este miércoles la renuncia del director general del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (Inpec), general William Ruiz Garzón, por la fuga de la excongresista Aída Merlano.

A través de un comunicado, la ministra también pidió la remoción de la directora y subdirectora de la cárcel El Buen Pastor de Bogotá, donde cumplía su condena Merlano.

Ante esta situación, la ministra Cabello Blanco aseguró que el Ministerio de Justicia solicitará a la Procuraduría General (Ministerio Público) "para mayor transparencia" que "en ejercicio del uso de su poder preferente, inicie las investigaciones disciplinarias correspondientes para determinar si existió alguna acción u omisión por parte de funcionarios del INPEC".

Además, mostró su confianza en que la Fiscalía General establezca "con la mayor diligencia las responsabilidades penales" que se desprendan del caso.

El objetivo es que de ese modo se determine "si existió el delito de 'favorecimiento de la fuga' o cualquier otra conducta punible" por parte de funcionarios públicos o de otras personas.


💬Ver 0 comentarios