Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Las arremetidas contra periodistas aumentaron a finales de la semana pasada, cuando algunos divulgaron que el hijo mayor de Andrés Manuel López Obrador (arriba) vivió en una casa lujosa en Houston, Texas, propiedad de un ejecutivo de una compañía que recibió contratos de la petrolera estatal mexicana.
Las arremetidas contra periodistas aumentaron a finales de la semana pasada, cuando algunos divulgaron que el hijo mayor de Andrés Manuel López Obrador (arriba) vivió en una casa lujosa en Houston, Texas, propiedad de un ejecutivo de una compañía que recibió contratos de la petrolera estatal mexicana. (Mario Guzmán)

Ciudad de MéxicoLa tensión entre la prensa y el gobierno de Andrés Manuel López Obrador parece crecer día a día. El presidente redobló los ataques contra periodistas no solo nacionales, sino internacionales, pero también aumentaron las protestas de los reporteros con actos en el Congreso y en la conferencia presidencial matutina del miércoles.

💬Ver comentarios