Abas Musaví condenó enérgicamente "este acto aventurero y peligroso", y lo calificó como "una violación del derecho internacional de la aviación y en detrimento de la paz y la seguridad en la región". (Agencia EFE)

Teherán - El Ministerio de Exteriores de Irán aseguró este viernes, en reacción al comunicado de CentCom de Estados Unidos respecto a la aproximación de su aparato F-15 a un avión civil iraní, que Teherán no dejará sin respuesta “ningún movimiento hostil contra la nación iraní”.

El portavoz del Ministerio iraní de Exteriores, Abas Musaví, dijo hoy que “la República Islámica de Irán no dejará sin respuesta ninguna acción hostil contra la nación iraní y en su momento responderá de manera decisiva y apropiada a cualquier movimiento irracional”, en un comunicado publicado en la web de Exteriores.

Musaví condenó enérgicamente "este acto aventurero y peligroso", y lo calificó como "una violación del derecho internacional de la aviación y en detrimento de la paz y la seguridad en la región".

El portavoz de Exteriores, asimismo, calificó de “ridícula” la explicación del Comando Central de Estados Unidos (CentCom) respecto a que era “una misión aérea rutinaria” y subrayó que “la presencia de las fuerzas estadounidenses en Siria es ilegal”.

“Más importante aún, nadie ha permitido que Estados Unidos inspeccione aviones de pasajeros sobre los cielos con sus cazas militares”, subrayó Musaví y aseguró que el avión de combate de EE.UU. no ha respetado la distancia segura.

"Tal acto es ilegal y peligroso y es jugar con la vida de personas inocentes, especialmente porque, al contrario de lo que se afirma, la distancia segura no se ha observado en absoluto", indicó.

La República Islámica de Irán hará el seguimiento mediante organizaciones legales internacionales, sobre todo la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), dijo Musaví y aseguró que Irán “no permitirá que EE.UU. se burle de las reglas internacionales”.

El acercamiento del aparato F-15 al Airbus modelo A310 de Mahan Airlines ocurrido la pasada noche en cielos sirios, hizo que el aparato perdiera bruscamente altura y causó 12 heridos en el avión civil, incluidos el equipo de tripulación y pasajeros.

El avión aterrizo en Beirut, su lugar de destino, y posteriormente regreso a Irán, donde en torno a las cuatro de la madrugada de este viernes tuvo un seguro aterrizaje en el aeropuerto Iman Khomeiní.

El Ministerio de Carreteras de Irán ya ha presentado a la OACI una denuncia contra este acto de EE.UU., que considera un “acto terrorista”, según informó hoy el ministro iraní de carreteras, Mohamad Eslamí, informaron medios locales.

El Comando Central de Estados Unidos (CentCom), confirmó hoy haberse acercado al avión para realizar una “inspección visual estándar de un avión de pasajeros Mahan Air”.

El comunicado de CentCom detalló que el F-15 se situó a “una distancia de seguridad de aproximadamente 1,000 metros del avión” y “en cuanto el piloto identificó el avión como un Mahan Air de pasajeros, se distanció de forma segura”.

EE.UU. se retiró en 2018 del acuerdo nuclear firmado entre Irán y las seis grandes potencias mundiales.

Desde que en 2018 EE.UU. se retiró del acuerdo nuclear logrado en 2015 entre Irán y las seis grandes potencias mundiales, la tensión entre ambos países ha crecido hasta llegar al punto de que Washington asesinó en un bombardeo selectivo en Bagdad, el pasado enero, al poderoso comandante de la Guardia Revolucionaria iraní, Qasem Soleimaní.

En abril de 2019 y en medio de las tensiones, Irán designó a CentCom como grupo terrorista y a EE.UU. como un país patrocinador del terrorismo.

Está medida se tomó en reciprocidad a la anterior tomada por el presidente estadounidense, Donald Trump, quien declaró a la Guardia Revolucionaria de Irán como grupo terrorista, alegando que “participa, financia y promueve el terrorismo como una herramienta estatal”.