Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Fotografía de archivo del 7 de febrero de 2020 del presidente de Haití, Jovenel Moïse, llegando para una entrevista en su casa en Petion-Ville, un suburbio de Puerto Príncipe, Haití.
Fotografía de archivo del 7 de febrero de 2020 del presidente de Haití, Jovenel Moïse, llegando para una entrevista en su casa en Petion-Ville, un suburbio de Puerto Príncipe, Haití. (AP Images)

El audaz magnicidio, en la madrugada de este miércoles, del presidente Jovenel Moïse sumió a Haití en un tenso vacío de poder que intensifica, de maneras insospechadas, la aguda crisis política, institucional y de gobernabilidad que, de la mano del recién finado jefe de Estado, lleva más de un año atravesando el vecino país.

💬Ver comentarios