Los congresistas José Serrano, Luis Gutiérrez y Nydia Velázquez (de izq. a der.) lideran el pedido de información al Departamento de Salud federal.  (GFR Media) (horizontal-x3)
Los congresistas José Serrano, Luis Gutiérrez y Nydia Velázquez (de izq. a der.) lideran el pedido de información al Departamento de Salud federal. (GFR Media)

Washington - Treinta congresistas, liderados por José Serrano (Nueva York), han pedido al Departamento de Salud de EE.UU. y a la Agencia Federal de Protección Ambiental (EPA) que informe cómo responde al aparente aumento en casos de asma en Puerto Rico, después de los huracanes Irma y María.

“Muchas partes de Puerto Rico, incluido las islas vecinas de Culebra y Vieques, siguen utilizando generadores dependientes de gas y diésel como principal fuente de energía ante la inestabilidad del sistema eléctrico”, indicaron los congresistas, todos demócratas.

La carta fue enviada al secretario de Salud federal, Alex Acosta, y al administrador interino de EPA,  Andrew Wheeler.

"Para Puerto Rico no es nueva la amenaza del asma. Más de 415,000 puertorriqueños en la isla viven con la enfermedad crónica. Sin embargo, lo que estamos escuchando de los médicos en la isla es motivo de gran preocupación", afirmó el congresista Serrano. 

Serrano advirtió que "las casas y edificios dañados que aún necesitan reparación son un caldo de cultivo para esporas de moho y otras plagas que desencadenan síntomas de asma”.

En momentos en que se reducen los servicios médicos, Serrano afirmó que “la recuperación (de Puerto Rico) ha sido inaceptablemente lenta y tememos que pueda estar conduciendo a otra crisis de salud pública”.

“El Congreso necesita saber lo que el gobierno federal está haciendo, o planea hacer, para abordar este asunto de manera oportuna”, afirmó Serrano.

Los congresistas – incluidos los también boricuas Luis Gutiérrez (Illinois) y Nydia Velázquez (Nueva York)-, preguntaron a los directivos de Salud federal y EPA cómo han ayudado a mitigar en Puerto Rico las enfermedades crónicas, como el asma, después de los huracanes de 2017.

También cuestionaron si han llevado a cabo evaluaciones sobre la calidad del aire, si se han mitigado el desarrollo de esporas de moho y otras plagas,  y si los generadores de energía que se utilizan cumplen con las normas ambientales y de seguridad.


💬Ver 0 comentarios