Roberto Prats acudió ayer a la sede del partido en Puerta de Tierra para dar explicaciones sobre sus acciones. (semisquare-x3)
Roberto Prats acudió ayer a la sede del partido en Puerta de Tierra para dar explicaciones sobre sus acciones. (Juan Luis Martínez Pérez)

En agosto, El Nuevo Día reveló que el presidente del Partido Popular Democrático (PPD), Héctor Ferrer, trabajó para la firma DCI Group, una empresa de cabildeo que hizo lobby en contra de Puerto Rico. El 20 de agosto, la Junta de Gobierno de la Pava tuvo una reunión extraordinaria a raíz de la polémica que causó el contrato de Ferrer y otro del exsenador popular Roberto Prats con esta compañía.

La reunión tenía el objetivo de dilucidar si fueron ética y moralmente correctas las intervenciones que tuvieron Ferrer y Prats.

Quién es DCI Group

Es una empresa de cabildeo y está alineada con el Partido Republicano en Estados Unidos. Se autodefinen como “una firma independiente de asuntos públicos que se especializa en comunicaciones estratégicas, gestión de coaliciones, participación de aliados, relaciones con los medios y apoyo digital". Y aseguran emplear “un enfoque de estilo de campaña para ejecutar una estrategia ganadora para sus batallas legislativas, reglamentarias y de comunicaciones. Ayudamos a nuestros clientes a desarrollar sus mensajes más fuertes, reformular las conversaciones y reclutar amigos y aliados de ideas afines para ampliar su posición".

Cuál es la controversia

Mientras Ferrer y Prats trabajaban para DCI Group, esta empresa realizó y coordinó campañas en contra del gobierno de Puerto Rico, en defensa de los principales acreedores del gobierno y a favor de la imposición de la Junta de Supervisión Fiscal mientras Alejandro García Padilla era gobernador de la isla y líder del PPD.

La vinculación del PPD, a través de Ferrer y Prats -que es miembro de la Junta de Gobierno del partido- ha generado controversia y es vista como una actuación en contra de los intereses de los puertorriqueños.

Según publicó El Nuevo Día la semana pasada, Ferrer negó que las reuniones que sostuvo con varios congresistas fueran coordinadas por la firma DCI Group, a la cual asesoró en momentos en que esa empresa coordinaba campañas en contra del gobierno de García Padilla, en defensa de principales acreedores del gobierno y para que se impusiera la Junta. 

Qué alega Héctor Ferrer

 

Héctor Ferrer llegó a la reunión de la mañana de la Conferencia Legislativa.
Héctor Ferrer llegó a la reunión de la mañana de la Conferencia Legislativa.

Aunque ha reconocido que realizó un memorando legal para DCI Group, Ferrer ha negado en varias ocasiones que dicha firma haya coordinado en el verano pasado una serie de reuniones que el presidente del PPD mantuvo con congresistas para cabildear en contra de la estadidad, una de las propuestas que impulsa el actual gobernador, Ricardo Rosselló Nevares.

Aun cuando Ferrer insiste en que nunca recibió la ayuda de DCI Group para realizar cabildeo, dentro de las filas del PPD, se ha cuestionado la labor que realizó a favor de esa empresa en momentos en que un líder de su partido dirigía al país. 

Qué pasó en la reunión del PPD

La Junta de Gobierno tuvo una reunión extraordinaria en la sede del partido, en Puerta de Tierra, el 20 de agosto de 2018 para evaluar si las actuaciones de Ferrer y Prats fueron correctas. De sus 33 integrantes, asistieron 23 asistieron.

Durante la reunión, se expresaron el exgobernador Aníbal Acevedo Vilá, el senador Eduardo Bhatia, el representante Luis Vega Ramos, la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, y luego, Ferrer. 

Estuvieron ausentes los exgobernadores Rafael Hernández Colón, Sila María Calderón y Alejandro García Padilla, al igual que los expresidentes de la colectividad David Bernier y Héctor Luis Acevedo. Tampoco estuvo el alcalde de Carolina, José Aponte Dalmau, ni el comisionado electoral Miguel Ríos.

Qué propuso Carmen Yulín

Carmen Yulín Cruz a su llegada a la reunión de la Junta de Gobierno del PPD.
Carmen Yulín Cruz a su llegada a la reunión de la Junta de Gobierno del PPD.

La alcadesa de la capital planteó como un asunto moral si Ferrer debía seguir en la presidencia del partido y propuso una moción para que el líder de la Pava dejara el poder.

“Es sencillo, si por dinero usted es capaz de unirse a los que maltratan al país, a los que quieren que le paguemos para reducir la deuda, pero no para salvar las pensiones, de eso es que se trata, si uno está del lado de la gente o del lado de los buitres”, dijo la alcaldesa.

Para Carmen Yulín, las labores de Ferrer con la empresa de cabildeo perjudicaron a Puerto Rico: “Aunque uno quisiera o no, legítimo o no, ayudó a esa gente (por DCI) a joder el pueblo de Puerto Rico”.

Qué decidió la Junta de Gobierno

La Junta de Gobierno del PPD se negó a votar la moción de Carmen Yulín y la alcaldesa decidió renunciar a su puesto de vicepresidenta dentro de la Pava.

Por qué renunció Carmen Yulín

“Renuncié a la vicepresidencia del PPD porque después de una larga discusión en la Junta de Gobierno se hizo evidente que son incompatibles los designios de mi conciencia y permanecer en la posición”, dijo a través de sus redes sociales. 

La alcaldesa conservará una silla en la Junta de Gobierno del PPD como representante del municipio de San Juan.

Qué pasa ahora con el PPD

Esa es la gran pregunta y se irá respondiendo con el paso de los días. El exgobernador Aníbal Acevedo Vilá se mostró insatisfecho con el rumbo que ha tomado la colectividad. Y dijo que la dirección del partido está “equivocada”.


💬Ver 0 comentarios