Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

"Nos vamos a convertir en escudos humanos" y "ustedes son nuestros empleados" fueron algunas de las expresiones vociferadas en el hemiciclo del Capitolio

En medio de gritos de integrantes de gremios de los maestros, la Cámara de Representantes aprobó 31-16 esta tarde el proyecto de la llamada reforma educativa, que abre las puertas al sistema educativo a las escuelas charter y a los vales educativos, declarados inconstitucionales hace más de 20 años por un Tribunal Supremo de composición distinta a la actual.

La representación del Partido Popular Democrático (PPD) presente votó en contra, al igual que el independentista Denis Márquez. El legislador por el Partido Nuevo Progresista Néstor Alonso solicitó un voto explicativo y votó en contra.

No votaron los populares Luis "Narmito" Ortiz, Javier Apote Dalmau y el novoprogresista José Aponte Hernández.

El proyecto de administración limita a 10% el total de escuelas dentro del sistema público que pueden ser convertidas en charter. La cifra se ubicaría en alrededor de 80 tras el anticipado cierre en verano de 305 escuelas públicas.

El representante popular Rafael "Tatito" Hernández intentó -sin éxito- presentar una enmienda para también limitar el número de estudiantes que podrían entrar en estas escuelas al 10% del total del estudiantado de todo el sistema y limitar la matrícula de estos planteles a 250 estudiantes.

Según su cálculo, el programa de escuelas charter le costaría al Departamento de Educación (DE) $390 millones al utilizar una matrícula promedio de 750 estudiantes por escuela, multiplicarlo por $6,400 de presupuesto base por estudiante y por 80.

La enmienda fue derrotada, al igual que una presentada por el independentista Denis Márquez para prohibir que las escuelas charters pudieran cobrar cualquier tipo de gasto o matrícula. El portavoz de la mayoría, Gabriel Rodríguez Aguiló, argumentó que no era necesaria la enmienda, ya que estos planteles, por su definición en el proyecto, siguen siendo públicos y no se permite cobrar por sus servicios.

Se espera que el proyecto sea debatido la semana que viene en el Senado. El secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza, Ramón Rosario Cortés, estuvo presente en el hemiciclo durante parte del debate.

Un nuevo sistema educativo

“Cada cual podrá escoger la escuela de su preferencia. Esto convierte el sistema en uno igualitario, dando la oportunidad a que los estudiantes desarrollen sus talentos y capacidades en las instituciones de su preferencia. Aunque este tipo de programa fue declarado inconstitucional, los factores han cambiado totalmente”, el representante Guillermo Miranda, quien presentó la pieza como presidente de la Comisión de Educación de la Cámara.

Según Miranda, el derecho de los estudiantes de educación especial a recibir servicios en planteles charter está garantizado por el proyecto al disponer que tendrá que cumplir “con el mandato constitucional de Puerto Rico”.

La medida establece que todas las escuelas del sistema seguirán bajo administración de la Autoridad de Edificios Públicos y la Oficina de Mejoramiento de Escuelas Públicas, autoriza a Educación a establecer alianzas público-privadas para darle mantenimiento a los planteles.

El proyecto establece que, del total del presupuesto del DE, el 70% tiene que ser para gastos relacionados al estudiante. Además, dispone que el servicio de comedores escolares estará abierto a cooperativas de trabajadores, obliga a toda escuela a tener biblioteca, ordena programas de reciclaje en los planteles, aumenta el número de integrantes del Consejo Escolar a 11 personas y deja fuera del programa de escuelas charter a las Montessori, las especializadas y las de excelencia.

La decisión sobre si una escuela se convertirá en charter recaerá en el titular del DE. Enmiendas al proyecto permiten que esta determinación, ya sea una autorización o una denegación, sea retada en el Tribunal de Apelaciones. Como requisito para que una entidad privada administre una escuela se incluyó como enmienda demostrar capacidad financiera y presentar un estado financiero auditado.

En cuanto al programa de vales educativos, que entra en vigor en el año escolar 2019-2010, la medida limita el vale al 70% del presupuesto base del estudiante, que es de $6,400. El programa estará accesible al 3% del total de estudiantes del sistema público -unos 9,000- en su primer año y aumentará al 5% al próximo año.

De otra parte, el proyecto condiciona el acceso a educación sexual a que los padres o tutores así lo autoricen por escrito y que el currículo se discuta con los padres. En cuanto a la educación física, ordena mediante una enmienda que se impartan tres horas semanales, cuando el proyecto original condicionaba estas horas a la disponibilidad de “recursos fiscales y humanos”.

Asimismo, establece los criterios que utilizará el titular del DE para ordenar el cierre de una escuela, como tomar en cuenta la matrícula actual y proyectada y las condiciones de infraestructura, dejando fuera del panorama del requisito de vistas públicas, un elemento legislado este cuatrienio en un proyecto del representante novoprogresista José Aponte.

“Se le va a permitir a la empresaria que dirige el DE (Julia Keleher) hacer lo que quiera”, dijo Márquez.

Al oponerse a la medida la representante popular Brenda López de Arrarás, insistió en que el texto del proyecto no establece cómo la calidad del sistema educativo mejorará.

“Los temas educativos no se despachan a la ligera”, dijo.

Buena parte del debate en el hemiciclo se dio mientras integrantes de gremios de maestros como Únete, Educamos, la Federación y la Asociación de Maestros cuestionaban los planteamientos de los miembros de la mayoría que defendían la pieza. Luego de varios recesos y advertencias del presidente incidental Víctor Parés, el presidente del cuerpo legislativo, Carlos "Johnny" Méndez, advirtió desde la presidencia que ordenaría el desalojo de las gradas.

Durante el próximo receso, la maestra Anés Cedeño se quejó sobre el bajo salario que gana en su escuela y las pobres condiciones de trabajo.

En medio del ese mismo receso se suscitó un incidente cuando la novoprogresista María Milagros Charbonier, en medio de su turno para defender la medida, mencionó el colegio donde estudió el popular Manuel Natal Alvelo. Al terminar el turno, Natal Alvelo se le acercó y la llamó irrespetuosa, lo que provocó un leve forcejeo entre otros legisladores.

"Es una gran hipocresía. Una persona que tuvo la oportunidad de tener la mejor educación y venga ahora aquí a negárselo a los niños pobres. Se molestó y me dijo que era una irrespetuosa. Le contesté que en mi turno digo lo que me da la gana", dijo Charbonier a El Nuevo Día.

Natal Alvelo fue uno de los legisladores populares más vocales en contra de la medida.

“Dice en el proyecto que los estudiantes son primero, pero los primeros son los bolsillos de los amigos y los donantes los que van primero. Dice el proyecto que la razón de ser del sistema de educación pública es el estudiante y su principal recurso el maestro y, hoy, se aprueba una mal llamada reforma educativa donde a los estudiantes no se les permitió participar (en las vistas públicas) y los maestros se han expresado contundentemente en contra”, dijo Natal Alvelo en la necesidad de enmendar la actual ley orgánica del DE.

Al condenar la aprobación de la medida, Eva Ayala, presidenta de Educamos, indicó que el proyecto abre la puerta a que luego de este verano se continúen cerrando escuelas, aumentando exponencialmente el número de escuelas charter.

“Cada año pueden seguir cerrando 80 escuelas más y no han explicado eso”, dijo. “Tienen la clara intención de seguir cerrando escuelas”, agregó al advertir que la lucha de los líderes magisteriales continuará.

“Que quede claro que esos colegios privados que ven con buenos ojos este proyecto sepan que la residencia la vamos a llevar allí”, dijo en un aparte con El Nuevo Día.

También estuvieron presentes Mercedes Martínez, presidenta de la Federación de Maestros y Emilio Nieves, de Únete. No estuvo presente la presidenta de la Asociación de Maestros, Aida Díaz.


💬Ver 0 comentarios