Unas 125,000 gomas usadas entran a Puerto Rico, lo que representa una inyección que ronda los $45 millones de ventas brutas anuales a la economía y $5 millones en IVU annual. (GFR Media) (horizontal-x3)
Unas 125,000 gomas usadas entran a Puerto Rico, lo que representa una inyección que ronda los $45 millones de ventas brutas anuales a la economía y $5 millones en IVU annual. (GFR Media)

El presidente del Centro Unido de Detallistas (CUD) criticó que la Asamblea Legislativa aprobara sin vistas públicas el Proyecto de la Cámara 1371, que pretende inspeccionar únicamente la importación, venta y distribución de gomas usadas, dejando fuera de su aplicación a las nuevas y urgió al gobernador a no firmar la medida.

Nelson Ramírez aseguró que si el P de la C 1371 se convierte en ley, afectará sobre 80,000 empleos directos e indirectos de comerciantes humildes que se ganan la vida con la venta de neumáticos usados.

Señaló que este proyecto de ley también atenta contra la cláusula de Libre Comercio de la Constitución Federal, al indicar que legislación anterior similar se aprobó allá para 1996 con la Ley 171-1996 - Ley de Manejo de Neumáticos y dichas disposiciones fueron declaradas inconstitucionales por el Tribunal Federal. 

“Se levantaron argumentos parecidos para justificar la prohibición de la importación y venta de neumáticos usados por su banda de rodaje y el Tribunal federal declaró dichas cláusulas inconstitucionales, por ser discriminatorias”, indicó Ramírez.

Opinó que el gobierno debe investigar varias importaciones de gomas nuevas que, según se alega, en múltiples instancias proceden de países asiáticos, y otros de dudosa procedencia, que no cumplen con los estándares federales establecidos. Agregó que tampoco se presentaron estudios empíricos que demuestren la necesidad de esta legislación.

“Las carreteras de Puerto Rico están destruidas y hay múltiples hoyos en las vías de rodaje. Por esta razón las roturas, protuberancias y pinchazos de los neumáticos salen tanto a los usados como a los nuevos. El peligro para el consumidor está en las carreteras por sus condiciones y no por las gomas usadas. Para el asalariado, las gomas usadas se han convertido en una alternativa costo efectiva ante la situación económica difícil por las que muchos atraviesan”, manifestó el presidente del CUD.

Estimó que unas 125,000 gomas usadas entran a Puerto Rico, lo que representa una inyección que ronda los $45 millones de ventas brutas anuales a la economía y $5 millones en IVU annual. En la isla hay más de 5,000 gomeros pequeños y medianos.

“El problema aquí no es la importación de gomas usadas, sino la disposición de todas las que entran y pagan un promedio de $7 por cada neumático para su recogido y reciclaje, que significa una entrada aproximada de $10 millones anuales únicamente en gomas usadas para el fisco a través del fondo de manejo de neumáticos desechados. Por décadas, ha quedado demostrada la incapacidad de la Junta de Calidad Ambiental en poder articular un plan efectivo que atienda dicha problemática de la disposición de neumáticos desechados”, sostuvo Ramírez.

El líder de los detallistas hizo un llamado a los presidentes de los Cuerpos Legislativos, así como al gobernador de Puerto Rico, para que no conviertan en ley el PC 1371, hasta tanto no se le dé la oportunidad al pequeño y mediano comerciante que vende y distribuye gomas usadas en Puerto Rico a presentar su punto de vista.


💬Ver 0 comentarios