Eduardo Bhatia ofrece el discurso "De frente y sin miedo - Reformas democráticas urgentes en Puerto Rico".
Eduardo Bhatia ofrece el discurso "De frente y sin miedo - Reformas democráticas urgentes en Puerto Rico". (Ramón "Tonito" Zayas)

Con una libertad que no se le observaba hace algún tiempo, el exsenador y candidato a la gobernación por el Partido Popular Democrático (PPD), Eduardo Bhatia, exhortó hoy a los puertorriqueños a convocarse para “modernizar” la Constitución del Estado Libre Asociado (ELA), particularmente usando la asamblea constitucional.

“Si aspiramos en el futuro a democratizar un pueblo, hay que volver a la mesa de diseño y replantearlo todo. Llegó el momento. Esto no aguanta más”, sentenció Bhatia durante su mensaje como orador del 162 aniversario del natalicio de Luis Muñoz Rivera en un acto celebrado en la Fundación Luis Muñoz Marín.

Bhatia propuso que en el 2022 se realice una convención constituyente para enmendar la Constitución y atender diez puntos, algunos de ellos más “complicados” que otros.

“Es hora de convocar una convención constituyente que evalúe un sinnúmero de enmiendas a la Constitución de Puerto Rico. Recomiendo ese mecanismo porque llegó la hora de modernizar la constitución para poder usar nuestra carta magna para atender y corregir fisuras democráticas que son obvias y sistémicas hoy”, afirmó.

Propuso una segunda vuelta en la elección del gobernador en caso de que ningún candidato obtenga una mayoría de votos, elevar a rango constitucional el derecho de la gente a tener un mecanismo para autorizar iniciativas ciudadanas para proponer enmiendas a la constitución o aprobar proyectos de ley, separar la elección de los legisladores de la del gobernador, que todo impuesto nuevo sea ratificado por el pueblo, que si se a tomar prestado sea aprobado por el pueblo, elecciones abiertas para llenar vacantes en vez de que lo haga un partido político, que haya un vicegobernador electo por el pueblo, elección de legisladores municipales no en función de una plancha sino a base de separación por comunidad para que cada ciudadano sepa quién lo representa en su gobierno local, que se permitan las alianzas políticas entre grupos y que se prohíba que en año electoral se enmiende la ley Electoral.

“Las propuestas detalladas redundarán en múltiples beneficios tangibles para el pueblo como aumentar la participación directa en la democracia, limitar el poder político, y controlar el gasto fiscal condicionando a la aprobación del pueblo de la emisión de deuda nueva.

Soy consciente que habrá resistencia de algunos tradicionalistas. Y yo les contestaría como decía Doña Inés: sin miedo”, dijo Bhatia acogiendo una de las expresiones que solía usar también su excontendora por la gobernación, Carmen “Yulín” Cruz.

Abordado por El Nuevo Día, Bhatia reconoció que se sentía “sin ataduras” y con mayor tiempo para pensar en profundidad. Ahora bien, dejó claro que sus ideas no son nuevas.

Reconoció que algunas de sus propuestas requieren de dinero, pero destacó que el uso de la tecnología puede abaratar costos. Admitió que algunos políticos no están aptos o listos para algunas de sus recomendaciones.

“Por eso digo vamos a convocarnos todos. Esto va a coger tiempo y obviamente crear una asamblea constituyente requiere una votación para ver quiénes van a ser los delegados y requiere que la votación se haga en las elecciones. Obviamente esto va a ser un proceso”, dijo Bhatia, quien en agosto se establecerá en Nueva Jersey para trabajar como catedrático en la Universidad de Princeton.

Afirmó que estará disponible para colaborar con estos cambios para la isla.

“Mi aportación es cómo devolverle el sentido de pertenencia de ser al puertorriqueño que se siente que la democracia puertorriqueña le ha fallado”, sostuvo.

Bhatia abordó también en su mensaje el tema de la educación y el energético. También abogó por mayor autonomía para los municipios.

“Pero quedemos claros: no puede haber participación ciudadana efectiva si no hay un sistema de educación eficiente”, afirmó.

“El gobierno y los grupos adinerados simplemente miran hacia otro lado. Vivimos en un sistema “Apartheid” de desigualdad educativa. Para el que entiende sabe que aquí en Puerto Rico hay dos sistemas educativos bien diferentes: uno privado para la clase media y media alta y otro público para los pobres. Eso no puede ser. Y quiero quedar bien claro y repetir lo que dije en 2013: progreso no es cuando el hijo del más pobre vaya a una escuela privada; progreso es cuando el hijo del más rico vaya a una escuela pública”, abundó.

Sobre el sistema energético, el exsenador dijo que se ha tratado “meramente como un tema sindical”.

“Al igual que el tema de educación, el tema de energía se ha tratado meramente como un tema sindical. Las luchas que he dado en el tema energético desde 2013 van más allá de la gobernanza en la AEE. Las reformas energéticas que he impulsado van mucho más allá. Su objetivo final es que seamos el pueblo - no los partidos políticos, ni los sindicatos, ni los bonistas - quienes seamos los protagonistas y la razón de ser del sistema energético”, sostuvo.

En cuanto a los municipios, dijo que hay que elaborar un plan para devolverle poder a la gente. “El futuro de la gobernanza democrática no reside en controlar, sino en delegar; y en hacer posible que el ciudadano no sea una víctima de la burocracia y lentitud con la que se rigen los procesos centralizados”, sentenció.

Sobre el status político

Tampoco dejó fuera la relación de Puerto Rico con Estados Unidos. Bhatia dijo que ya hora de “hablar con la verdad”. Se describió como autonomista, pero lamentó que en por décadas Estados Unidos se ha movido al federalismo imponiendo reglas y doctrinas sobre la isla sin que haya participación alguna de los puertorriqueños.

“Todo es ahora centralizado por el gobierno federal. La calidad del agua y del aire que respiramos es federal, quien entra y sale del territorio es federal, quien regula las medicinas es federal, quien paga y regula la educación, las acreditaciones de la universidades, la salud, los médicos, los hospitales, el plan médico de las personas mayores (Medicare) y de casi la mitad de la población necesitada de Puerto Rico (Medicaid) es federal; los bancos, las quiebras, la vivienda pública y sección 8 es federal, los fondos para desarrollo comunitario, el programa de asistencia nutricional y la lucha contra la pobreza, las fondos para carreteras, la canalización de ríos, el dragado en el caño Martín Peña, el tren urbano, el Internet, las relaciones laborales, el salario mínimo, los derechos electorales, las investigaciones de drogas y lavado de dinero, las cortes federales y los casos de corrupción pública son federales; hasta la hora de entrada y salida al Yunque y al Morro, la prohibición de las peleas de gallo, la coordinación de desastres y el matrimonio entre personas del mismo sexo y los derechos reproductivos de la mujer son todas decisiones federales en las que no hay ni representación ni aval del pueblo de Puerto Rico”, afirmó.

“Y todas esas decisiones y diseños de política pública nos gobiernan. La gran mayoría son excelentes desde mi perspectiva. Pero yo no veo reflejado ahí en ningún sitio la voluntad del pueblo de Puerto Rico. Esa no era la idea en 1952 y ese no era el plan de desarrollo político democrático para Puerto Rico”, agregó.

Un agitador en el siglo 21

Bajo el título “De frente y sin miedo: reformas democráticas urgentes en Puerto Rico”, Bhatia comenzó su alocución con una estrofa del poema “Panfleto” de Muñoz Rivera que inspira a tener líderes “agitadores” en una democracia.

El expresidente del Senado hizo un diagnóstico puntual de la isla tras los resultados de las elecciones de noviembre pasado en donde solo un 16% de los 2,620,963 electores hábiles votó por el gobernador Pedro Pierluisi, para concluir que eso no podía ser una democracia robusta. Dijo que los pasados 20 años se ha deteriorado la democracia puertorriqueña.

De inmediato, Bhatia detalló sus propuestas logrando, en ocasiones, arrancar aplausos de la audiencia y, en otras, provocando asombro. Entre los asistentes a la Fundación Luis Muñoz Marín estuvieron, entre otros líderes del PPD, la exgobernadora Sila María Calderón; los expresidentes del Senado, Kenneth McClintock y José Ronaldo Jarabo; el exalcalde de San Juan, Héctor Luis Acevedo y los exlegisladores Victoria Muñoz Mendoza, Luis Vega y Sila Mari González.

💬Ver comentarios