Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

El desenlace llega en momentos en que el gobierno de lo que sería el estado de Puerto Rico no puede sostenerse por sí mismo. (Archivo/GFR)
El desenlace llega en momentos en que el gobierno de lo que sería el estado de Puerto Rico no puede sostenerse por sí mismo. (Archivo/GFR)

La fecha no será fácil de olvidar: 9 de junio de 2016. El Servicio Nacional de Meteorología de Estados Unidos emitió en la mañana una advertencia rotunda: debido al intenso calor, la temperatura sentida en el cuerpo iba a alcanzar los 100 grados Fahrenheit. No era posible imaginar, en ese momento, cuánto en efecto iba a subir la temperatura apenas unos minutos después de emitida tal advertencia.

💬Ver comentarios