Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

En los próximos días, el ejecutivo someterá un proyecto de ley para regular la industria del cannabis medicinal, que ahora mismo se rige por una orden ejecutiva y un reglamento. 

El nuevo delineamiento legal tendrá como marco conceptual el Plan para Puerto Rico, que cree en el desarrollo y la investigación con el cannabis, adelantó ayer el secretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza, Ramón Rosario Cortés.

“El gobernador de Puerto Rico y la Legislatura del Partido Nuevo Progresista en ese plan fueron claros al proponer que van a legislar lo que es la industria del cannabis medicinal y lo que es el desarrollo y la investigación con dicho producto. En ese sentido, el gobernador estará presentando -en las próximas semanas- el proyecto de ley de la administración cumpliendo con lo que es su programa de gobierno”, dijo el funcionario.

Advirtió que ni el estatuto ni la política pública de esta administración contemplan la permisión del cannabis recreacional.

“La marihuana recreacional no es ni será legal en Puerto Rico y que la industria del cannabis en Puerto Rico se va a limitar a su uso medicinal y para desarrollo e investigación”, apuntó Rosario Cortés.

Además, dijo que la orden ejecutiva del exgobernador Alejandro García Padilla que  flexibilizó el procesamiento legal de personas detenidas con cantidades mínimas de marihuana, no está en efecto.

La orden ejecutiva suscrita por García Padilla en septiembre de 2015 dispone que procesar a alguien para que cumpla pena de cárcel por poseer seis gramos o menos de marihuana “estará en el nivel de prioridad más bajo”.

Lee la orden ejecutiva

“El estado de derecho actual donde se penaliza el uso recreacional de la marihuana seguirá siendo la política pública del gobernador Ricardo Rosselló”, puntualizó Rosario Cortés.

¿Pero la orden de García Padilla fue derogada?, se le preguntó al funcionario. “No tiene que ser derogada para uno hacer cumplir la ley. Cualquier persona que cometa un delito tipificado en el Código Penal será tramitado. Aquí no van a haber dos varas donde: yo escojo qué delito y a quién acuso por algo”, respondió. 

Enfatizó en que cumplirán con el Plan para Puerto Rico.

El Plan para Puerto Rico establece que se creará “el marco legal necesario para impulsar en Puerto Rico la industria de siembra, procesamiento y manufactura de productos de cáñamo (Hemp) industrial exclusivamente”. Se buscaría convertir a Puerto Rico en “punta de lanza de este sector industrial en la región del Caribe  en las Américas”. Para ello, indica el plan, se crearía un paquete de incentivos para atraer capital de inversión externa y garantizar la participación de pequeños y medianos negocios. “Tenemos las características idóneas para ser pioneros en el relanzamiento del cáñamo como una alternativa real de materia prima para diversos productos e industrias tanto para consumo local como para exportación”, establece el documento.

La pasada administración dio paso a la industria del cannabis medicinal mediante una orden ejecutiva de García Padilla. El Departamento de Salud confeccionó un reglamento que rige el cannabis medicinal en Puerto Rico.

La orden ejecutiva de García Padilla surgió luego de que la Asamblea Legislativa se mostrara renuente a aprobar medidas -de al menos dos legisladores de mayoría- que abrían la puerta al cannabis medicinal.

Preguntado sobre si el gobernador  Rosselló pudiese afrontar ese mismo escenario, el secretario de Asuntos Públicos se mostró confiado en que eso no suceda.

“El reto es explicar lo que va a ser la política pública que todos los legisladores avalaron el Plan para Puerto Rico. Lo que sí no va a ocurrir es que uno no logre algo en la Legislatura y termina haciendo un acto ultra vires por orden ejecutiva porque no pudo implementar su política pública. Eso fue lo que pasó en la pasada administración y eso no es lo que va a pasar aquí”, sentenció.

Los presidentes legislativos Thomas Rivera Schatz y Carlos “Johnny” Méndez se expresaron en la misma dirección.

“La iniciativa del gobernador tiene nuestro apoyo. El proyecto que contempla el Plan para Puerto Rico, específicamente sobre el tema del cannabis conjuga elementos como la academia, estudios científicos, considera elementos de las agencias federales que interaccionan con este tema y ese proyecto además puede servir de base para otras iniciativas que ubiquen a Puerto Rico en lo que es una industria que está llamando la atención a nivel mundial”, dijo Rivera Schatz.

“Nosotros lo que estamos buscando es que surja un proyecto que sea de esa manera y que permita que luego de los estudios que se conduzcan se pueda fomentar quizás una industria  precisamente para la producción, pero que sea para el tratamiento específico de ciertas enfermedades y con las condiciones que se establezcan legalmente y que hagan posible que aquí no se cometa ningún tipo de violación de ley en términos de la preparación, de la dispensación y a la misma vez de los tratamientos que se dan con el uso de lo que llaman la marihuana medicinal”, señaló, por su parte,  el presidente cameral.

De paso, cuestionó por qué al momento ningún médico autorizado para recetar cannabis incluye su número de licencia. “Esas son las cosas que hay que corregir. Saben que dispensar una droga que no está autorizada por la FDA es ilegal”, dijo.