Los últimos reportados por la CEE sobre la alcaldía de San Juan colocan a Miguel Romero con 36.22% de los sufragios, seguido por Manuel Natal Albelo, con 34.40% en una diferencia de 2,232 votos. (Ramón “Tonito” Zayas)

Miguel Romero sometió hoy una demanda en el Tribunal de Primera Instancia para que la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, comience el proceso de transición.

“Ante la negativa injustificada e ilegal de la alcaldesa saliente de cumplir con su deber ministerial de iniciar proceso de transición en el Municipio de San Juan, hemos sometido un recurso de mandamus en el Tribunal de Primera Instancia”, sostuvo Romero en conferencia de prensa.

Al indicar que ya el proceso de transición “ya está atrasado”, Romero dijo que el lunes someterá una petición de certificación para que el Tribunal Supremo de Puerto Rico acoja la demanda directamente para evitar dilaciones adicionales por procesos apelativos.

Posted by Miguel Romero on Friday, November 20, 2020

“Nos hemos visto obligados a someter este recurso extraordinario para que la alcaldesa de San Juan cumpla con su obligación y proceda a participar en el proceso de transición, según mandata la ley y el código municipal”, sostuvo Romero.

Cruz, en conferencia de prensa el pasado martes, dijo que no iba a comenzar el proceso de transición porque supuestamente la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) no ha certificado el ganador de la contienda por la alcaldía de San Juan.

Junto con la demanda, Romero sometió al tribunal una carta de la CEE con el encabezado que indica “Certificación”, seguido por el “Resultado preliminar de las elecciones generales” del 3 de noviembre.

Indica que los últimos reportados por la CEE sobre la alcaldía de San Juan colocan a Miguel Romero con 36.22% de los sufragios, seguido por Manuel Natal Albelo, con 34.40% en una diferencia de 2,232 votos.

La misma carta indica que “esta certificación no conlleva la certificación formal o informal de ningún candidato” y que se expide “de conformidad con lo dispuesto” en el Código Electoral de Puerto Rico.

La certificación preliminar fue impugnada por el Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), pero la CEE mantuvo su vigencia.

Por su parte, Romero recalcó que el Código Municipal establece que el proceso de transición solo necesita una certificación preliminar para comenzar.

Como ejemplo, señaló que la certificación que Cruz exige ahora la recibió ella el 27 de diciembre de 2012 tras vencer a Jorge Santini, momento para cual ya había comenzado el proceso de transición con una certificación preliminar.

Añadió que Cruz no contestó una carta del 9 de noviembre para coordinar el trámite de transición y que supo de su negativa a través de la conferencia de prensa. Tampoco recibió contestación de otra que le envió el 18 de noviembre. Romero dijo que para ese día debía haber estado constituido el comité y comenzar las vistas de transición.

Asimismo, destacó que el mismo Código Municipal establece que, incluso, cuando hubiera un recuento de votos, “el Proceso de Transición no se paralizará y se llevará a cabo como lo establece este Código”.

“El Código es claro en este aspecto y hay que señalar que en este aspecto la alcaldesa de San Juan ha sido más que temeraria al voluntariamente, a sabiendas de que la elección a alcalde de San Juan no existe un margen de recuento, ha imposibilitado que al día de hoy, que los ciudadanos de San Juan... se beneficien de dicho proceso como estable la ley”, dijo Romero.

Según Cruz, entiende que no debe comenzar la transición porque estarían entregando “información sensitiva” sin estar seguros de que será el alcalde, mientras que Romero alega que precisamente el proceso está diseñado para que pueda llevarse a cabo de forma ordenada para culminar antes del 31 de diciembre “para que en enero puedan continuar llevar a cabo los servicios esenciales que el pueblo de San Juan necesita”.

Romero calificó la posición de Cruz como “irrazonable, ilegal y temeraria, pero sobre todo es absurda”.

“Es imperativo culminar con esta controversia para dar paso al que San Juan necesita y salir del estado de abandono en que se encuentra el Municipio. Ya nos enteramos que la administración saliente adeuda más de $90 millones de dólares al retiro de los empleados municipales”, expuso Romero.

“Ya sabemos también que hay un desastre administrativo y deficiencias en el programa Head Start que provocaron que el Municipio perdiese la asignación automática de unos treinta millones de dólares para administrar dicho programa municipal”, añadió.

El Nuevo Día solicitó una reacción de Cruz. En declaraciones escritas, indicó: “Tal y como dije el martes, el senador Miguel Romero está en su derecho de tomar la acción que entienda pertinente”.

“En ningún momento nos hemos negado a cumplir con el proceso de transición. Según mi conferencia de prensa, lo único que esperamos es por el Presidente de la Comisión Estatal de Elecciones”, afirmó.

Carta de Certificación Preliminar de la CEE sobre el resultado de la elección a la alcaldía de San Juan.