Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

La resolución es de la autoría de los populares Cirilo Tirado y Jorge Suárez. (Archivo/GFR)
La resolución es de la autoría de los populares Cirilo Tirado y Jorge Suárez. (Archivo/GFR)

La presentación de una resolución concurrente para expresar “el más energético rechazo” a la reducción en salario mínimo a jóvenes de 25 años o menos -incluida en el proyecto que crearía la Junta de Control Fiscal- provocó ayer un intenso debate en el Senado, aunque al final la medida fue aprobada con apoyo tripartita.

La resolución, de la autoría de los populares Cirilo Tirado y Jorge Suárez, establece que el País atraviesa su peor crisis económica en tiempos modernos, por lo que reducirles el salario a los jóvenes -de $7.25 a $4.25 por hora durante sus primeros tres meses de empleo- “podría crear problemas adicionales”. La facultad de reducir el salario recaería sobre el gobernador.

“Hay otras formas de manejar la crisis. Aquel que aspire a desarrollar un país y levantar la economía, tiene que pensar en la juventud puertorriqueña. Un salario mínimo de $4.25 (por hora) no es digno”, expresó Tirado durante el debate, en el que tildó de “disparate” la propuesta Junta de Control Fiscal.

El novoprogresista Larry Seilhamer dijo, por su parte, que reducirles el salario a los jóvenes “promovería y estimularía el éxodo de más puertorriqueños”. Expuso, a su vez, que la recomendación que actualmente evalúa el Congreso “tiene su génesis” en el informe preparado por la economista Anne Krueger y que comisionó el Gobierno.

En tanto, la independentista María de Lourdes Santiago opinó que la resolución “es una expresión insuficiente”, porque el proyecto que crearía la Junta de Control Fiscal “incluye otros elementos que merecen nuestro rechazo... aquí el problema es el sistema colonial”.