Aníbal José Torres, presidente del PPD.
El senador Aníbal José Torres, hizo la denuncia junto al candidato a representante por acumulación, Gabriel López Arrieta. (Vanessa Serra Díaz)

El senador Aníbal José Torres y el candidato a representante por acumulación, Gabriel López Arrieta, denunciaron hoy, miércoles, la intención de la administración de gobierno de crear una nueva agencia de gobierno en la que se “atornillarían” a decenas de empleados.

“El gobierno del PNP pretende que la Oficina Central de Recuperación, Reconstrucción y Resiliencia de Puerto Rico (”COR3″) se perpetúe por 10 años, con un director y un subdirector nombrados por este gobierno, quienes devengarán más de un cuarto de millón de dólares, con la responsabilidad de la administración de todos los programas de subvenciones federales relacionados con emergencias y desastres. La entidad aprobará cualquier política o regulación relacionada con la recuperación", denunció Torres en conferencia de prensa.

“Las políticas serán aplicables a todas las entidades gubernamentales, corporaciones públicas y municipios que forman parte de la recuperación. Aquí queda demostrado cuáles son las prioridades trastocadas de un Gobierno caracterizado por la insensibilidad, la incapacidad, la incompetencia e imprudencia al proponer la creación de una nueva agencia”, agregó.

Ambos líderes populares destacaron que la agencia se pretende crear mediante el proyecto del Senado1639, que fue incluido en la sesión extraordinaria convocada por la gobernadora Wanda Vázquez Garced. Calificaron ese intento como una falta de respeto al pueblo en momentos en que se atraviesa por una crisis fiscal.

“El COR3 es una entidad creada mediante orden ejecutiva y nadie en Puerto Rico muestra satisfacción con su desempeño. Ni los alcaldes, ni entidades no gubernamentales. El país es testigo de la lentitud y la burocracia en los procesos de reconstrucción y recuperación del país. Todavía los alcaldes y los ciudadanos viven los estragos causados por el paso de los huracanes Irma y María. Atender esas necesidades debe ser la prioridad del gobierno y no el atornillar empleados”, dijo López Arrieta.

“Esta legislación (proyecto del Senado 1639) bajo ninguna circunstancia debió haberse presentado e incluido como parte de la sesión extraordinaria. Es una propuesta inaceptable y una falta de respeto al pueblo de Puerto Rico, que de facto plantea muchísimas reservas sobre algunos nombramientos presentados con el interés de atornillar posiciones en el gobierno”, agregó Torres.

Destacaron que la creación de esta agencia se suma a los atornillados en la Oficina del Contralor, el Negociado de Telecomunicaciones de PR y la Junta de Subastas de la Administración de Servicios Generales, entre otras.