La niña, quien estaba bajo la custodia del Departamento de la Familia, permanecía recluida en estado de cuidado en una institución hospitalaria (horizontal-x3)
La niña, quien estaba bajo la custodia del Departamento de la Familia, permanecía recluida en estado de cuidado en una institución hospitalaria. (GFR Media)

Una menor de 13 años, víctima en marzo de un brutal ataque cometido presuntamente por un joven de 19 años que le prendió en fuego, falleció hoy debido a las complicaciones relacionadas a las quemaduras que sufrió en 90% de su cuerpo, confirmó el Departamento de Justicia.

“Con mucha tristeza, recibimos hoy la noticia del fallecimiento de la joven Yomaira Hernández Martínez, que Wilson Javier Meléndez Bonilla quemó en su hogar en hechos ocurridos en marzo pasado en Cabo Rojo", expresó en un comunicado de prensa, la secretaria de Justicia, Wanda Vázquez Garced. 

La niña, quien estaba bajo la custodia del Departamento de la Familia, permanecía recluida en estado de cuidado en una institución hospitalaria, donde tenía las visitas restringidas.

Vázquez Garced informó, además, que ante el fallecimiento de la niña, la fiscalía se apresta a completar la investigación con la orden de los análisis necesarios y levantar expediente para radicarle un cargo por asesinato en primer grado.

"Por dichos actos, se le radicaron cargos por tentativa de asesinato y otros, por lo que pesa en su contra una fianza de $3.5 millones y cuya vista preliminar está pautada para el 17 de mayo. Ante su fallecimiento, la fiscalía se apresta a completar la investigación con la orden de los análisis necesarios y levantar expediente para radicarle un cargo por asesinato en primer grado. Nuestras condolencias a su familia", agregó Vázquez Garced.

Según las autoridades, Wilson Javier Meléndez Bonilla, imputado de los hechos, irrumpió en la residencia de la adolescente en el sector de Las Quebradas del barrio Monte Grande.

Allí roció a la víctima con gasolina y, utilizando un encendedor, le prendió fuego. De acuerdo a las autoridades, Meléndez Bonilla, que fue ingresado en la cárcel Las Cucharas de Ponce tras no poder prestar una fianza de $3.5 millones, sostuvo en algún momento una relación con la menor.

Poco después de los hechos, el sargento Aníbal Pérez, director de la División de Homicidios de Mayagüez, confirmó que ambos habían culminado una relación por unos ocho meses y la víctima no había querido retomarla.

La madre de la menor, Nanette Martínez Camacho, de 34 años, también sufrió quemaduras como parte del ataque al tratar de ayudarla. Un hermano de la víctima, de 12 años, también se vio afectado por el acto.

Contra Meléndez Bonilla pesan siete cargos por tentativa de asesinato, agresión sexual, escalamiento agravado, incendio agravado, y por maltrato de animales por quemaduras provocadas a un perro de la familia.

La secretaria del Departamento de la Familia Glorimar Andújar Matos explicó que estarían ayudando al núcleo familiar brindándoles servicios de apoyo y cubrirán los gastos fúnebres de la menor.

“Hemos estado en contacto con el hospital y nos han mantenido informados”, añadió Andújar Matos, quien se encontraba en el Hospital Pediátrico Universitario en el Centro Médico en Río Piedras, en donde se encontraba recluida la menor.

Asimismo, confirmó que los hermanos de la víctima de 12 y 16 años permanecen con un recurso familiar identificado por el departamento.

Por su parte, la presidente de  la facultad del hospital Martha Suárez detalló que la menor estuvo recluida 50 días en la institución, y falleció por complicaciones relacionadas a las quemaduras.

“Ella presentó quemaduras en el 90% de estuvo 50 días en el hospital,  y fallece por complicaciones por las cuales llegó. No se escatimamos en recurso”, dijo Suárez.


💬Ver 0 comentarios