El agente Cordero, adscrito a la División de Homicidios del Cuerpo de Investigación Criminal de San Juan, se hizo cargo de la investigación en conjunto con la fiscal Betzaida Quiñones. (GFR Media)

Las autoridades andan tras la pista de un hombre que escapó después de que fuera detenido por agentes que luego encontraron en el baúl el cuerpo de una víctima de asesinato.

Los hechos se reportaron a eso de las 11:33 de la noche de ayer, en la avenida de José de Diego, intersección con la carretera PR-181 en Río Piedras.

Según se informó preliminarmente, agentes adscritos al precinto de Río Piedras intervinieron con un auto Kia Rio, color gris, que transitaba con un neumático vacío.

Al verificar la documentación del vehículo y corroborar que la tablilla no le pertenecía al auto, el conductor salió corriendo y abandonó el lugar, informó la Policía en comunicado de prensa.

"Los agentes procedieron a ocupar el vehículo y al verificar el baúl encontraron el cuerpo baleado de un hombre", indicó la Uniformada.

Al momento, la víctima no ha sido identificada. Fue descrito como un hombre de tez negra, 5”10 de estatura y unas 300 libras de peso aproximadamente.

Tiene, además, un tatuaje en el antebrazo izquierdo que lee “Neye” y en la pantorrilla foto de la caricatura "Betty Boo".

El cuerpo presentaba múltiples heridas de balas en el área del rostro y espalda.

El agente Cordero, adscrito a la División de Homicidios del Cuerpo de Investigación Criminal de San Juan, se hizo cargo de la investigación en conjunto con la fiscal Betzaida Quiñones.

Aunque este incidente todavía no se había incluido en las estadísticas, hasta la pasada medianoche se habían registrado 576 asesinatos en lo que va de este año, 59 menos de los 635 de los reportados para la misma fecha en el 2018.


💬Ver 0 comentarios