Según los expertos, el tema de poder y clase está arraigado a la violencia, por lo que mientras no se atiendan las disparidades sociales y económicas no habrá una solución: la policía podrá resolver crímenes, pero no la criminalidad. (ELNUEVODIA.COM)

Puerto Rico comprende una de las jurisdicciones más peligrosas del mundo, según la tasa de homicidios por cada 100,000 habitantes, aunque usualmente se trae a discusión el tema del crimen solo cuando trascienden vídeos de persecuciones y balaceras en las calles y avenidas del área metropolitana, que se diseminan en las redes sociales y escandalizan a la población.