El prófugo es uno de tres hombres acusados por el doble asesinato de Yesenia Henríquez Rivera, de 33 años, y su hija Roseliam Torres Henríquez. (GFR Media)
Aún se desconocen las identidades de las víctimas.

El número de víctimas asesinadas durante una balacera reportada ayer, jueves, cerca de un negocio en el barrio Camarones de Guaynabo aumentó a tres, confirmó la División de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Criminales (CIC) de Bayamón.

El capitán Ricardo Haddock, director del CIC de Bayamón, explicó a El Nuevo Día que los hechos ocurrieron al filo de las 5:00 p.m. cuando varias personas llegaron hasta el negocio La Loma del Tamarindo, en la carretera 169, para ultimar a Alexander Merced de Jesús, de 21 años.

En medio de la ráfaga de disparos, Félix Ramírez Varela, de 47 años, y Frank Morgan García, de 22, que no tenían nada que ver con Merced de Jesús, según la pesquisa, resultaron con múltiples impactos de proyectil de bala.

“Las personas (delincuentes) fueron directamente a dispararle a Alexander Merced de Jesús, los otros dos caballeros estaban cerca de este joven y lamentablemente recibieron heridas que le causaron la muerte en la escena. El otro caballero, Frank Morgan, murió en el Centro Médico”, precisó el oficial en entrevista telefónica.

“Los dos caballeros (Félix y Frank) andaban juntos en el negocio, pero no acompañaban a Merced de Jesús. Resultaron víctimas a raíz de los disparos”, añadió.

Cuestionado acerca del móvil de este asesinato múltiple, el capitán dijo que, de momento, no tienen causas precisas, aunque se inclinan por investigar si se trató de una venganza o un asecho por narcotráfico.

“Estamos investigando las circunstancias que motivaron el asesinato contra Merced de Jesús, porque él hace poco cogió un caso por Ley de Armas, que no había progresado en los tribunales. Estamos investigando si el móvil fue venganza o está relacionado con narcotráfico”, sostuvo Haddock.

Afirmó que identificaron algunas cámaras de seguridad en el trayecto de la carretera y cercanas al negocio, por lo que revisarán el pietaje para auscultar cualquier detalle que los lleve a identificar a los sospechosos de este crimen.

“Fueron varias personas (las que dispararon en este caso)”, subrayó el oficial, que ayer indicó a este medio que en la escena se recuperaron múltiples casquillos de bala de diferentes calibres.

De momento, no se tienen confidencias relacionadas al caso y tampoco detalles preliminares como descripción de los atacantes o del vehículo en el que viajaban.

“Exhortamos a la ciudadanía a que si tienen alguna información que nos puedan brindar de forma confidencial y anónima a que nos llamen al (787) 343-2020 o al (787) 269-2030 con extensión 1612″, pidió Haddock.

El capitán destacó que con este crimen aumentó a seis la cantidad de asesinatos reportados en el pueblo de Guaynabo en lo que va de este año.

💬Ver comentarios