Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

La compañía de tutorías Rocket Learning y 31 de sus empleados fueron acusados por las autoridades federales por someter facturas de servicios de tutoría que supuestamente no rindieron para recibir fondos federales de Título 1 del Departamento de Educación.