Cualquier sospecha se puede notificarla llamando al Centro Nacional para Fondos de Desastres (NCDF, por sus siglas en inglés) 1-866-720-5721.
Cualquier sospecha se puede notificarla llamando al Centro Nacional para Fondos de Desastres (NCDF, por sus siglas en inglés) 1-866-720-5721. (Alex Figueroa Cancel)

Nota del editor: te invitamos a mantenerte bien informado durante esta emergencia. Accede libre de costo a todas las noticias y actualizaciones relacionadas con el paso del huracán Fiona por Puerto Rico. Gracias por apoyar el periodismo responsable. Suscríbete hoy.

La fiscalía federal en Puerto Rico advirtió a la ciudadanía sobre posibles esquemas de fraude asociados al paso del huracán Fiona.

En comunicado de prensa, el jefe de la fiscalía federal, Stephen Muldrow, exhortó al público a reportar cualquier sospecha de fruade con relación a operaciones de asistencia por el desastre o fondos federales para las víctimas del huracán Fiona.

Señaló que cualquier sospecha se puede notificarla llamando al Centro Nacional para Fondos de Desastres (NCDF, por sus siglas en inglés) 1-866-720-5721 o a través del portal www.justice.gov/disaster-fraud/webform/ncdf-disaster-complaint-form.

Muldrow aseguró que investigarán las querellas en conjunto con las autoridades locales. Explicó que el NCDF recibe las denuncias en un sistema centralizado que puede ser accesado por agentes, fiscales y componentes del Departamento de Justicia federal, para identificar, investigar y procesar los esquemas de fraude.

El funcionario también envió una advertencia a aquellos individuos y organizaciones sin escrúpulos y depredadores que usan este trágico evento para aprovecharse de los necesitados, buscando lucrarse ilegalmente con este desastre natural.

“La Oficina del Fiscal de los Estados Unidos procesará enérgicamente a quienes cometan fraude relacionado con el desastre, incluidos aquellos que deliberadamente intentan retrasar o interrumpir la entrega de suministros críticos a quienes los necesitan, como agua, gasolina, combustible diésel y otros materiales, para que puedan pueden enriquecerse injustamente”, sostuvo Muldrow, en declaraciones escritas.

“También aprovechamos esta oportunidad para agradecer a nuestros socorristas y a aquellos que han ayudado desinteresadamente a sus vecinos y otras personas necesitadas. Es ese espíritu de resiliencia y compasión que caracteriza a Puerto Rico”, agregó.

Por su parte, el jefe del Negociado Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés), Joseph González, señaló que “el fraude por desastres y los actos de corrupción relacionados perjudican a quienes más lo necesitan en el momento de mayor necesidad. Esto debería conmocionar la conciencia de todos y mover a cualquiera que sea testigo de tales actos a la acción inmediata”.

“El FBI está en alerta, y pedimos a cualquier persona que tenga información sobre el fraude por desastre y/o cualquier acto de corrupción relacionado, a que llame al 787-987-6500 o deje un consejo en línea visitando Tips.FBI.Gov. No permita que los delincuentes roben La oportunidad de Puerto Rico de recuperarse de los efectos devastadores del huracán Fiona”, afirmó.

💬Ver comentarios