Centro Metropolitano de Detención en Guaynabo. (Archivo)

Las autoridades federales están asombradas por el envío de un grupo de 40 confinados desde prisiones de Estados Unidos a la cárcel en Guaynabo que incluyó a siete reos que arrojaron positivo a COVID-19.

Con estos siete casos aumentó a diez el total de confinados que han arrojado positivo al nuevo coronavirus.

El juez presidente del Tribunal Federal en Puerto Rico, Gustavo Gelpí, indicó que la sorpresa y preocupación se debe a que nadie en la isla solicitó el traslado de esos confinados, que ahora han ocupado el área de aislamiento del Centro Metropolitano de Detención (MDC, por sus siglas en inglés).

“Esto nos choca grandemente”, expresó Gelpí a El Nuevo Día. “Lo más importante es que nadie de la población general ha dado positivo. Todas estas personas que han dado positivo son recién llegados que primero pasan por un área de aislamiento por 14 días”.

Agregó que "el problema es que nadie aquí solicitó el traslado de este grupo de confinados. Son como 40 que llegaron hace como una semana, que están pendiente a sentencia, pero nosotros no estamos haciendo vistas. El tribunal está cerrado y las vistas se están dando por VTC (videoteleconferencia)".

“Se han tomado las medidas y están en aislamiento, pero nos preocupa que ahora nos llenan esa área de aislamiento y se convierte como en una especie de hospital. Entonces, nos compromete el espacio para nuevos arrestos”, abundó. “También me da miedo que de ese grupo salgan más positivos”.

Gelpí dijo que tras hablar con la administración de la prisión en Guaynabo, los Alguaciles federales, la oficina del Defensor Público y la fiscalía federal, todos le aseguraron nadie de ellos solicitó el traslado de los confinados.

También lamenta que esta situación afecte el esfuerzo que habían ejecutado desde el principio, evitando que se reportaran casos de COVID-19 en MDC desde que comenzó la pandemia. Destacó que habían mantenido una población de 800 en vez de llenar la capacidad de 1,000 para poder realizar algún movimiento con la población en caso de que fuera necesario.

El primer caso fue un hombre que fue arrestado al llegar en una embarcación desde República Dominicana con un cargamento de drogas en aguas abiertas hace dos semanas, seguido por otro que también estuvo en el área de aislamiento desde que llegaron.

El tercer caso fue una mujer que salió después de pagar la fianza impuesta.

Posteriormente llegó el grupo de confinados enviado desde Estados Unidos, en una movida que deja a las autoridades en la Isla pensando en alternativas para que no vuelva a suceder.

“Eso es una decisión del Departamento de Justicia de Estados Unidos y los Alguaciles federales en Washington. Lo hicieron sin consultar al tribunal. El alcaide (de MDC) y el Alguacil federal aquí se habían opuesto”, indicó Gelpó.

Añadió que "es algo que nos cogió por sorpresa, porque desde el principio todos hemos tomado las decisiones en grupo, en equipo, para que ahora pase esto, que pone a MDC en una posición difícil, porque se había mantenido todo bajo control", expuso. "Es una situación que nos preocupa a los jueces, a los abogados y a todos, porque no había necesidad de traerlos".

“En un momento de pandemia, MDC no puede convertirse en un centro para aislar gente”, puntualizó.

Gelpí dijo que no tiene la autoridad para emitir una orden que detenga todo traslado, pero aseguró que realizan movidas para evitar que se repita.

"Ya se envío un mensaje fuerte a (Washington) DC de parte de todos los respectivos funcionarios federales de que esto no puede suceder más. Esperamos confirmación a principio de la semana próxima", afirmó.

No se precisó desde qué prisiones fueron enviados los confinados a Guaynabo.

Otras 27 cárceles del Negociado federal de Prisiones (BOP) tienen más casos de COVID-19 que MDC.

Seagoville FCI suma 1,072 prisioneros contagiados, seguodo por Beaumont con 458, Elkton con 350 y Butner Low con 339.

Del total de 129,268 confinados federales en todo Estados Unidos, actualmente hay 3,591 contagiados con el COVID-19, así como 315 empleados.

Pero desde que comenzó la emergencia, la cantidad de infectados ha sido mayor, porque ya se han recuperado 5,434 confinados y 631 empleados.

Hasta el momento se sabe de 97 reos muertos y un empleado a consecuencia del COVID-19.

Al menos en MDC no se han reportado empleados contagiados ni muertes asociadas al coronavirus.