González no emitió ningún comentario al salir de sala. (Gerald López Cepero)

La jueza Wanda Cruz Ayala del Tribunal de San Juan repautó para el próximo 5 de noviembre la vista de status contra la exsenadora María Teresa González imputada de 12 cargos por violación al Artículo 4.2 (b) de la Ley de Ética Gubernamental e incurrir en transgresiones de falsedad ideológica, perjurio y posesión y traspaso de documentos falsificados.

La jueza optó por repautar la vista, que tuvo lugar hoy en la sala 1008 del Tribunal de San Juan, luego que de la defensa de González, Yuseph Lamboy, adelantara que acudirá al Tribunal Apelativo para impugnar la decisión del juez Aldo González Quesada que no dio paso a la desestimación de los cargos presentados por los fiscales de la Oficina del Panel del Fiscal Especial Independiente Leticia Pabón y Ramón Mendoza. La decisión del juez González Quesada se produjo el pasado 20 de agosto.

Los 12 cargos contra González están vinculados con los informes financieros sometidos a la Oficina de Ética Gubernamental (OEG).

“Nosotros vamos a solicitar la desestimación de los casos. Nosotros entendemos que aquí no ha habido intención criminal. Aquí se enmendaron los informes y el FEI no quiere aceptar que Mari Tere González enmendó los informes”, dijo el abogado, quien acusó al FEI de bloquear la cuenta electrónica que le daba acceso a los informes a la exsenadora.

Dijo que su clienta enmendó los informes antes de que los fiscales especiales independientes presentaran cargos contra la exsenadora.

“Es decir, los informes que utiliza el FEI para imputarle delito a Mari Tere están incompletos porque no cuentan con la enmienda. Yo lo único que estoy pidiendo es que se le permita a Mari Tere, electrónicamente, enmendar ese informe. Mari Tere lo hizo de manera personal y de esa manera cumplió. El FEI no lo quiere reconocer porque si reconoce eso, sabe que aquí no hay delito”, sostuvo a su salida de la sala.

Lamboy adujo que la OPFEI “no tiene caso”.

“Esto se tiene que atender administrativamente”, dijo el abogado.

Por su parte, el fiscal especial independiente Mendoza sostuvo que esperarán por el recurso apelativo, aunque “entendemos que eso no tiene ninguna probabilidad de éxito”.

“Nosotros estamos más que confiados. Sabemos que la justicia debe estar de nuestro lado porque, efectivamente, tenemos la prueba para sostener el caso”, apuntó Mendoza.

González estuvo en sala, pero al salir no emitió comentarios. Su abogado, sin embargo, dijo que la exsenadora estaba de “buen ánimo”.


💬Ver 0 comentarios