Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

La jueza superior Sariely Rosado Fernández ordenó una vista de necesidad para el 19 de marzo y pospuso la vista preliminar

Tras la petición que hiciera la fiscalía para reconsiderar la petición para limitar el acceso a la prensa durante los testimonio de las alegadas víctimas en el caso contra el exalcalde de Guaynabo Héctor O’Neill, la jueza superior Sariely Rosado Fernández, del Tribunal de Primera Instancia en Bayamón, ordenó hoy una vista de necesidad para el 19 de marzo.

De este modo, la vista preliminar pautada para hoy quedó pospuesta para el 20 de marzo.

Al inicio de la vista, la fiscalía pidió que se reconsidere la petición para que se excluya al público durante los testimonios de las víctimas. El fiscal Guillermo Garau sostuvo que, en un caso de esta naturaleza, el derecho a la intimidad debe primar por encima del derecho a un juicio público y a la libertad de prensa.

En su exposición, Garau indicó que buscan proteger a las víctimas "de la vergüenza y el reproche" a la que se expondrían "por la sociedad en la que vivimos".

Añadió que, incluso la defensa del ex ejecutivo municipal, sostuvo que los testimonios y la evidencia que se estarían presentando en sala serían de carácter "sensitivo", en los motivos de exposición en contra de la solicitud de utilización de equipo audiovisual para transmitir la vista preliminar presentada por Noticentro.

Entretanto, la fiscalía hizo gestiones para incluir un testimonio pericial sobre el daño emocional que tendría en las víctimas testificar sobre su vida íntima en público.

No obstante, el licenciado Harry Padilla -abogado de O'Neill- comenzó su alocución a favor de que se permita el acceso al público y expuso que en el escrito al que se refiere Garau, la defensa se negó en principio al acceso a las cámaras de la prensa a petición del acusado.

Padilla sostuvo que la fiscalía no hizo el debido proceso ante el tribunal.

"No hay nada que reconsiderar, porque usted resolvió conforme al derecho... Para hacer una vista privada, el tribunal tendría que haber pasado por una vista de necesidad. Esa vista el fiscal no la pidió", dijo Padilla.

En un aparte con la prensa, Padilla defendió la necesidad de balancear los tres derechos constitucionales que inciden en la controversia, por lo que se mantuvo alineado con la determinación previa del Tribunal.

“Al señalar la vista de necesidad para el 19 de marzo tenemos tiempo suficiente para que, si queremos presentar prueba, poderla presentar”, adelantó.

A preguntas de la prensa, el abogado se mantuvo al margen de opinar sobre la querella de hostigamiento sexual que tranzó O’Neill por $300,000 y sobre la controversia que podría surgir debido al acuerdo de confidencialidad contenido en la misma. Fue precisamente esta transacción lo que puso la mira de las autoridades investigativas en el exalcalde.

El ex ejecutivo municipal compareció hoy para el inicio del desfile de pruebas sobre los cargos por violencia doméstica, actos lascivos y violaciones a la Ley de Ética que pesan en su contra.

O'Neill se expone hasta 25 años de prisión luego que -el pasado 12 de diciembre- el juez Roberto Parés Quiñones encontrara causa para arresto contra O’Neill en siete de 11 cargos criminales.

Se le impuso una fianza diferida de $10,000 por cada una de las dos violaciones a la Ley de Ética y $30,000 en los otros cargos.


💬Ver 0 comentarios