La vista preliminar contra William Avilés y Keishla Pérez Biggio por el asesinato de Hilda Padilla Romero fue suspendida debido a la ausencia de una testigo. Así reaccionó una pariente de la víctima.

Familiares de la empresaria Hilda Padilla Romero expresaron hoy miércoles, no solo el sufrimiento por la pérdida, sino también su pesar por el proceso judicial, cuya vista preliminar contra Keishla Pérez Biggio y William Avilés fue suspendida por la ausencia de una testigo menor de edad.

Janitza Alejandro Padilla, sobrina de la víctima, denunció que no son informados de lo que acontece en el tribunal y que no han tenido comunicación con las hijas de Padilla Romero.

"Es muy fuerte, porque por lo menos yo era bien cercana a ella y de verdad que hasta es... digo que hicieron eso, actuaron de una forma... sin pensar en esas niñas", manifestó Alejandro Padilla, tras salir de la sala 404 del Tribunal de Bayamón.

Destacó, por ejemplo, que se enteraron de la rebaja de fianza y que la imputada había salido bajo libertad con restricciones cuando lo vio publicado en la prensa.

"Están haciendo las cosas sin notificarnos a nosotros. Lo de rebaja de la fianza nunca se nos notificó nada. Entendemos que a él tener dinero, le están dando un poco de... no sé... Sabes que aquí el dinero, como decimos, habla más que cualquier otra cosa", manifestó Alejandro Padilla. "Estamos super disgustados".

Aquí puedes leer lo que ocurrió en sala durante el día de hoy:

Asimismo, dijo que "sí, claro que sí" cuando se le preguntó si creía que Pérez Biggio era culpable.

"Yo sí, claro que sí", insistió, al tiempo que también dijo creer la teoría de las autoridades sobre el motivo del crimen, por una disputa familiar relacionado a dinero.

De acuerdo con la investigación de la Policía y las alegaciones de los cargos, Pérez Biggio ordenó el asesinato de Padilla Romero, quien era su madrastra, de modo que ella pudiera tener mejor acceso al dinero de su padre.

Padilla Romero fue asesinada el 30 de septiembre pasado, mientras conducía su vehículo por la avenida Los Filtros, en compañía de sus hijas de 6 y 17 años de edad.

Las autoridades alegan que Pérez Biggio contrató a Avilés González y Luis González Martínez para cometer el crimen.

"No, para nada", dijo Alejandro Padilla, cuando se le preguntó si ha tenido comunicación con la menor de 17 años. "No nos han permitido que la niña mayor hable con nosotros tampoco. La niña no se comunica con nosotros desde que pasó la situación".

Precisamente la ausencia de la adolescente fue el factor principal para que se suspendiera hoy la vista preliminar.

La fiscal Lizette Sánchez Vázquez indicó que la hija mayor de la víctima estaba citada para comparecer, pero no llegó al Tribunal de Bayamón, lo que provocó que el asunto fuera discutido por las partes con el juez Pedro Saldaña en su oficina.

Mientras continuaba la reunión, en un momento, el abogado Edwin Castro y la fiscal Sánchez Vázquez salieron a hablar con el viudo de la víctima, Juan Pérez Colón, padre de las dos menores y de Pérez Biggio.

Cuando todos regresaron a la sala, se anunció que el caso continuará el 7 y 21 de febrero. Entre las razones para la posposición se indicó que los abogados necesitaban ir a fiscalía para ver unos documentos y un vídeo.

Al final también se indicó que el tribunal emitiría la citación para la testigo.

Sánchez Vázquez solicitó que se emitiera la citación en sala, ya que el padre estaba presente, pero el juez le informó que se tramitará luego a través de los alguaciles.

"No estábamos listos. Nos faltó la menor. Ellos tampoco estaban preparados", dijo Sánchez Vázquez, al salir de la sala.

La funcionaria no quiso comentar sobre si enfrentaban obstáculos para la declaración de la menor.

"La menor no compareció. Sabía que tenía que comparecer y ustedes hagan las inferencias", señaló la fiscal.

"Hay mecanismos en ley (para que un testigo comparezca) y el Ministerio Público puede pedir la ayuda y asistencia del tribunal para que sea a través de los alguaciles del tribunal que comparezca el testigo, y eso fue lo que esta fiscal pidió con relación a la menor", añadió.

Pérez Colón salió de la sala sin emitir declaraciones.

Pérez Biggio está representada por los abogados Carlos Beltran, Carlos Ramos Pantojas, Marcelino ruiz Corujo y Edwin Castro.

Beltrán contestó "no sé" cuando se le preguntó qué había pasado en relación a la menor.

En relación a la transmisión audiovisual del proceso judicial aprobado por el Tribunal Supremo, Beltrán dijo que "en este país han pasado tantas cosas y hay tanta gente sufriendo, y hay tanto problema en este país, que yo no creo que este sea el caso que deberían estar ustedes cubriendo".

Por su parte, Ramos Pantojas dijo que no tenían objeción con que la menor declare.

"Lo que pasa es que tienen que hacerlo por los canales y eso fue lo que no se había hecho", señaló Ramos Pantojas.

Sobre la documentación que examinarían en la oficina de los fiscales, Ramos Pantojas indicó que tenían relación a "unas llamadas" telefónicas "de supuestamente un tracto de celulares" y que verán unos vídeos, que aseguró desconocer de qué se trataba.

Ramos Pantojas reiteró que su cliente es inocente y lo probarán en el tribunal.

Según las imputaciones del tribunal, Avilés González manejó el vehículo que se acercó a la guagua de Padilla Romero aquella tarde y González Martínez disparó contra la mujer cerca de la puerta.

González Martínez llegó a un acuerdo con la fiscalía para declarar como testigo de cargo y renunció a la vista preliminar el mes pasado. Su juicio está para el 20 de febrero.

Pérez Biggio enfrenta cuatro cargos por apuntar y disparar un arma de fuego; uno por disparar en una vía pública; dos por tentativa de asesinato; y uno por asesinato en primer grado.

Los otros dos acusados enfrentan los mismos cargos, además de una denuncia adicional de posesión ilegal de armas de fuego.

Aunque Pérez Biggio no disparó, comparte los cargos por tratarse de una alegación de conspiración. El único cargo que no comparte Pérez Biggio es el de posesión ilegal de armas porque tiene licencia.


💬Ver 0 comentarios