La licenciada Mariana Nogales y Manuel Maraza, abogados de la maestra acusada. (GFR Media)

El Tribunal de Apelaciones del Primer Circuito en Boston desestimó la apelación de la maestra acusada de acosar por vía telefónica a la jueza federal Laura Taylor Swain.

La maestra Elimar Sierra Chardón había presentado en mayo, un recurso de desestimación de cargos declarado no ha lugar, sin perjuicio, por el juez federal Francisco Besosa. La moción se amparaba en argumentos de que es un discurso protegido por la Primera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos.  

Tan cercano como el 28 de agosto, el Tribunal de Apelaciones de Estados Unidos encontró que no tenían jurisdicción para atender la apelación, pues aún el tribunal de distrito no había emitido juicio final y no aplicaba la excepción.

Besosa había expresado, en su orden del 16 de julio, que los planteamientos de la defensa debían ser presentados en el juicio, pues es ahí donde se debe dilucidar si los mensajes de voz que la acusada le dejó a la jueza están protegidos por la Constitución. Al citar jurisprudencia de 1988, Besosa recordó que “prohibir el acoso no es prohibir el discurso porque el acoso no está protegido por el discurso”.

Los abogados de defensa Manuel Moraza y Mariana Nogales plantean que los tres mensajes de voz que dejó la acusada no se hicieron con el propósito de acosar e insultar, sino manifestar oposición al acuerdo de reestructuración de la deuda de la Corporación del Fondo de Interés Apremiante (Cofina), el cual implica tener que pagar el impuesto al consumo por un mínimo de 40 años.

Aunque ese planteamiento se tendría que debatir en el juicio, el gobierno federal sometió una moción sellada para suspender el juicio, la cual fue acogida por Besosa a principios de este mes.

La suspensión del juicio contra Sierra Chardón podría ser indicio de que los abogados de defensa y el gobierno están en conversaciones para evitar ir a juicio.

Durante la última vista judicial, el fiscal federal Alexander Alum le notificó al juez que le hizo una oferta para declararse culpable a la acusada a cambio de un año de libertad supervisada y estipular tiempo cumplido por los días que estuvo detenida en el Centro de Detención Metropolitano de Guaynabo. Es decir, que no tendría que pasar un día adicional en prisión, pero en su récord aparecería una convicción federal.

Sin embargo, Moraza hizo claro en la vista que su clienta no estaba en posición de hacer un acuerdo que implique la aceptación de culpa, pues tienen discrepancias en torno a las motivaciones que se le imputan.  La defensa de Sierra Chardón dejó entrever que solo aceptarían un acuerdo para archivar el caso. Por lo general, el archivodel caso se condiciona a que el imputado haga servicio comunitario o restituya algún fondo.

La maestra de música, de 32 años, fue arrestada el pasado 21 de febrero. Desde ese día, estuvo ingresada en el MDC.

Según la acusación, en un primer mensaje de voz, Chardón Sierra acusó a Swain de mantener al pueblo de Puerto Rico rehén “de su estúpido gobierno”. Le señaló por condenar al pueblo a 40 años de esclavitud (en referencia al acuerdo de Cofina).

En el segundo mensaje le cuestionó si sabía que Puerto Rico era un “jodío... territorio de Estados Unidos. De igual forma, le cuestionó si tenía conocimiento de que Puerto Rico no tiene voz en su propio destino. “Tienes nuestras vidas en tus jodías... manos, jodía...puta”.


💬Ver 0 comentarios