El boxeador Juanma López es escoltado hasta una celda en la Comandancia de Caguas.
El boxeador Juanma López es escoltado hasta una celda en la Comandancia de Caguas. (David Villafañe Ramos)

El boxeador Juan Manuel “Juanma” López Rivera fue arrestado en la noche de hoy, miércoles, luego que un juez del Tribunal de Caguas aprobó una solicitud sometida por el Programa de Servicios con Antelación al Juicio (PSAJ) en la que pidió la revocación de la fianza diferida otorgada al atleta.

López Rivera, quien fue imputado de múltiples violaciones a la Ley 54 de Violencia Doméstica por maltrato físico, sicológico y amenaza, fue arrestado en su residencia.

El boxeador enfrenta los cargos antes mencionados tras varias querellas sometidas por su expareja Andrea Ojeda Cruz, quien lo acusó de propinarle golpes, maltrato emocional y sicológico y de amenazarla de muerte.

Janet Rodríguez, directora del PSAJ, confirmó a El Nuevo Día el arresto de López Rivera y que fue transportado hasta el Tribunal de Caguas.

“En el día de ayer se presentó un programa de televisión en el que el señor López Rivera realizó unas expresiones hablándole directamente a la perjudicada. Luego de nosotros evaluar el caso y las expresiones en la mañana de hoy, determinamos que, en efecto, el señor López violó las condiciones de la fianza, que una de ellas es que no puede comunicarse con la perjudicada de ninguna forma. El Tribunal de Caguas aprobó la solicitud de revocación de la fianza diferida, que son $175,000, y nuestro personal procedió a arrestarlo”, explicó Rodríguez mediante teleconferencia con los medios de comunicación.

López ofreció, el pasado martes, 14 de septiembre, unas declaraciones en el programa “Día a Día”, de Telemundo, en la que se refirió directamente a Ojeda Cruz, lo que el Departamento de Justicia alega constituye una violación a los términos de su fianza y una violación a la orden de protección que pesa en su contra.

Rodríguez añadió que ahora queda en manos del tribunal determinar si hubo una violación a la orden de protección emitida a favor de Ojeda Cruz, si se queda con la misma fianza y si le aumentan el monto.

“Nuestros agentes lo encontraron en su residencia, no ofreció ningún tipo de resistencia y todo transcurrió tranquilo. Nosotros solicitamos la cancelación de la fianza diferida; si el tribunal decide dejar la misma fianza, pues el señor López tendría que pagarla él mismo, o mediante un fiador privado. Pero tengo que aclarar que, aún pagando la fianza que sea, permanecería bajo nuestros servicios porque uno de los cargos lleva supervisión electrónica”, añadió Rodríguez.

Rodríguez, de paso, enfatizó que las declaraciones que López Rivera realizó en televisión cuenta como una violación del acuerdo de no tener contacto con Ojeda Cruz.

“Él fue directo a hablar y usó el nombre de la sobreviviente y le habló directamente a ella”, subrayó Rodríguez.

Por su parte, el licenciado Jaime Barceló, abogado de López Rivera, indicó, a su salida del tribunal, que sigue preparando la defensa de su cliente.

“Para la defensa es mucho más fácil prepararse cuando tenemos un imputado que está hábil, que puede ir a la oficina a dialogar. Ahora la defensa será un poco más complejo porque estará en Bayamón (en el Complejo Correccional), pero nos prepararemos de todas maneras para defenderlo. Yo estoy aquí para defenderlo, como dicen, a capa y espada. Estos son los momentos más difíciles, quizás, del imputado, quizás los momentos más terribles de su vida. La mayoría de los boxeadores se caen, pero los campeones son los que se levantan, y eso es lo que queremos”, subrayó Barceló.

La solicitud sometida por el PSAJ fue una acción separada a la que tomó, más temprano en el día, la Fiscalía de Caguas, que también presentó una moción de emergencia solicitando el arresto del púgil al alegar que el violó las condiciones de fianza.

Horas más tarde, el juez José M. D’Anglada Raffucci, del Tribunal de Primera Instancia de Caguas, determinó que no atenderá la moción de emergencia presentada por Fiscalía hasta la vista preliminar contra el boxeador, pautada para el próximo martes, 21 de septiembre.

Rodríguez resaltó que un juez determinará, esta noche, si se aumenta la fianza de López Rivera o si se quedaría igual.

Ojeda Cruz, también conocida como “La Pekistana” en sus redes sociales, denunció un patrón de abuso y agresiones por parte del exboxeador el pasado 8 de septiembre.

El secretario del Departamento de Justicia, Domingo Emanuelli Hernández, informó que instruyó a la fiscalía pedir que se revoque el privilegio de libertad provisional a López.

“Desde el día de ayer (martes), la fiscalía trabaja en el proceso, pues entendemos que las manifestaciones realizadas constituyen una clara violación a las disposiciones de la fianza y de la orden de protección. Este tipo de casos se atiende tomando en cuenta a las víctimas, de manera que aseguremos su bienestar y cooperación en el proceso”, sostuvo por escrito.

“No vamos a permitir que nadie use subterfugios para manipular y evadir el cumplimiento de la ley”, puntualizó.

El juez Isander Rivera Morales, del Tribunal de Primera Instancia de Caguas, encontró el miércoles pasado causa para arresto y le impuso al boxeador una fianza global de $175,000 que no tuvo que prestar, condicionado a que cumpliera con las condiciones impuestas por el magistrado.

Varios abogados han señalado durante la mañana de hoy que las declaraciones emitidas por López Rivera en Telemundo violó la orden de protección de su expareja. Entre sus comentarios, el boxeador, quien enfrentó otra denuncia por violencia de género en 2015, dijo que su expareja “no se merece pasar por esto”.

“Las expresiones de Juanma López en ‘Día a Día’ dirigidas a la querellante constituyen una admisión tácita de los hechos y una violación a la Orden de Protección”, sostuvo el abogado y analista legal Ernie Cabán en su cuenta de Twitter.

Las condiciones de fianza son impuestas por un Tribunal de Primera Instancia de acuerdo con el informe que presente el PSAJ respecto a un imputado.

Comúnmente, las condiciones de fianza para una persona imputada de un delito criminal grave implican el rastreo de esa persona mediante geolocalización (grillete electrónico) y un “lockdown” total en la residencia de un custodio, según el criterio del juez o la jueza que lo decida.

El incumplimiento con algunas de estas condiciones podría dar paso a que el Ministerio Público presente una moción para que el tribunal tome conocimiento de la violación de las condiciones de fianza. De encontrarse causa por la violación de las condiciones, el tribunal podría ordenar que se levante el derecho de fianza de la persona imputada, lo que implicaría que permanecería sumariada en una cárcel hasta que se complete un juicio en su contra.

López, de 38 años, enfrenta siete cargos producto de cuatro querellas sometidas por su expareja, quien denunció en su cuenta de Instagram, a través de varios stories, que la razón por la que culminó su relación con el exboxeador se debió a un presunto patrón de maltrato físico y emocional.

💬Ver comentarios