La candidata a la Cámara por Acumulación del Movimiento Victoria Ciuadana, Eva Prados Rodríguez.
La candidata a la Cámara por Acumulación del Movimiento Victoria Ciuadana, Eva Prados Rodríguez. (Teresa Canino Rivera)

Al amparo de que no tenía jurisdicción, la jueza Rebecca de León Ríos, del Tribunal de San Juan, desestimó la demanda de impugnación presentada por la candidata al Precinto3 de San Juan por el Movimiento Victoria Ciudadana (MVC), Eva Prados, a la elección de Juan Oscar Morales para el cargo.

“Tras un análisis sosegado de todos los escritos de las partes, a la luz de los postulados jurídicos discutidos, es forzoso concluir que carecemos de jurisdicción”, concluyó la jueza en su sentencia emitida ayer, pero divulgada hoy.

La jueza precisó en su escrito que le correspondía a la Legislatura atender el asunto por el poder constitucional que le asiste.

“La Legislatura goza de poder constitucional exclusivo para decidir si ordena un recuento de los votos del legislador cuya elección se ha cuestionado”, lee la sentencia.

“El Tribunal Supremo reconoció que un cuerpo legislativo está constitucionalmente facultado a expulsar y a excluir a un miembro que juramentó a su cargo, por falta de capacidad o por cuestionarse la validez de su elección, respectivamente. Cónsono con lo anterior, y adoptando lo dispuesto en la Sección 9 del Artículo III de la Constitución, el Código Electoral facultó a la Cámara de Representantes como el único juez de la capacidad legal, de la validez de las actas y del escrutinio de la elección de sus miembros”, agrega la sentencia.

El fallo de la jueza se une a la determinación que ayer hiciera la Cámara de Representantes de no dirimir la controversia en torno a las supuestas irregularidades que rodearon la elección por el Precinto 3 de San Juan tras una resolución presentada por el MVC. La votación sobre la Resolución de la Cámara 322 fue 21-20, con cuatro abstenidos.

De inmediato, Prados reaccionó a través de su cuenta en Twitter.

“Quien hable de derrota solo esconde el éxito de nuestra lucha. Estoy más fortalecida y con más personas apoyando que nunca. No tengo miedo a enfrentar a quien sea por la verdad, contra la Legislatura por los salarios, a la Junta (de Supervisión Fiscal) por la auditoría, ahora por elecciones limpias”, dijo Prados.

En su recurso legal, Prados alegaba que hubo fraude en las elecciones del Precinto 3 de la Capital y que era evidente porque la cantidad de papeletas votadas sobrepasaba la cantidad de electores hábiles. Sostenía que existía un excedente de 178 papeletas “que contaminaron los resultados reportados para la Unidad 77 del precinto 3” y que hubo varias irregularidades. La Unidad 77 comprende el voto ausente y el voto adelantado.

Prados solicitaba al tribunal que dejara sin efecto la certificación de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) emitida a favor de Morales y que se realizara una nueva elección en la Unidad 77 de la Capital.

Tanto la CEE como la defensa del comisionado electoral del Partido Nuevo Progresista habían solicitado al tribunal la desestimación del pleito.

💬Ver comentarios