El boxeador Félix Verdejo cuando llegó a las oficinas del Cuerpo de Investigaciones Criminales junto a sus abogados al ser citado para ser entrevistado en el caso de la joven desaparecida Keishla Rodríguez.
El boxeador Félix Verdejo cuando llegó a las oficinas del Cuerpo de Investigaciones Criminales junto a sus abogados. (Pablo Martínez Rodríguez)

Luego de pasar la noche tras las rejas, el boxeador puertorriqueño Félix Verdejo enfrentó hoy, lunes, a las 10:30 de la mañana, la vista inicial del caso en su contra por el asesinato de Keishla Rodríguez Ortiz.

El púgil compareció de forma virtual ante la magistrada del Tribunal federal en San Juan Camille Vélez Rivé.

Se le hizo lectura de los cargos imputados por el Negociado Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés). La denuncia se realizó por un carjacking que resultó en la muerte de una persona y de un secuestro que resultó en la muerte de una persona. También incluyó una denuncia por matar intencionalmente a un menor por nacer.

Lee aquí lo que ocurrió en la vista.

Una moción presentada ante el tribunal establece que la madre de Verdejo, Madeline Sánchez Bonilla, contrató al abogado José F. Irizarry Pérez para que represente a su hijo.

Verdejo se entregó anoche ante las autoridades federales, luego que se emitió una orden de arresto en su contra. El boxeador, quien mantenía una relación con la víctima, figuró como el principal sospechoso de su desaparición.

Felix Verdejo se entrega (Captura/Telemundo)

Una persona que coopera a las autoridades sostuvo que Verdejo “contactó al testigo y le solicitó ayuda para terminar con el embarazo de la víctima, quien le dijo a Verdejo que ella estaba embarazada con su hijo basado en el resultado de la prueba”.

Luego, el 29 de abril, Verdejo contactó a la víctima y “arregló para encontrarse cerca de la residencia de ella. Verdejo y el testigo condujeron para la reunión en la guagua Dodge Durango negra”, agrega la denuncia federal.

La víctima llegó a la reunión en su vehículo, que era un Kia Forte color gris y se montó en el vehículo de Verdejo.

“Después de la conversación entre Verdejo y la víctima en el vehículo de Verdejo, Verdejo golpeó a la víctima en la cara y le inyectaron una jeringuilla llena de sustancias compradas en un punto de drogas en (el residencial Llorens Torres)”, indica la declaración jurada., indica la declaración jurada.

“Verdejo y el testigo entonces amarraron a la víctima por los brazos y pies con un cable”, abundó. “Un bloque fue amarrado a la víctima”.

Asimismo, indica que Verdejo y el testigo condujeron los dos vehículos hacia el puente Teodoro Moscoso.

Allí, agrega, “la víctima fue removida del vehículo y lanzada por uno de los lados del puente al agua. Verdejo le disparó a la víctima con una pistola desde el puente”.

💬Ver comentarios