Sixto George está imputado de extorsión.
Sixto George está imputado de extorsión. (Ramon "Tonito" Zayas)

La fiscalía federal trajo, este martes, al exsecretario de Asuntos Públicos de La Fortaleza, Anthony Maceira Zayas, como el tercer testigo para probar el caso de extorsión contra el productor Sixto Jorge Díaz Colón, conocido como Sixto George.

Durante el día de ayer, la fiscalía explicó que Maceira Zayas realizó la querella en el Negociado Federal de Investigaciones (FBI) por la alegada extorsión, tras recibir un mensaje de texto del productor y reunirse con él en el restaurante Musa.

En junio de 2019, el entonces miembro de gabinete de Ricardo Rosselló recibió un mensaje de texto de Díaz Colón en el que decía: “Si Fortaleza no para de joder con Raúl Maldonado, el hijo de Raúl Maldonado tiene pruebas contundentes para joder con Ricardo Rosselló. Según Raulie, hijo de RM, tú y Fortaleza son los que están detrás de este tiroteo hacia Raúl Maldonado”.

Se refería al hijo del entonces secretario de Hacienda, quien había descargado el chat “sala de guerra” en el que Rosselló se comunicaba con otros 11 colaboradores cercanos, y planificaban estrategias con provocadores en las redes sociales para acallar a los disidentes o controlar el contenido que fuera dañino a la imagen de la administración.

Maldonado Gautier había sido removido del cargo en medio de reseñas noticiosas sobre subcontrataciones irregulares con una compañía de su hijo, Raúl “Raulie” Maldonado Nieves. “Raulie estaba enojado porque estaban atacando a su padre, atacando a su familia. Él quería venganza”, expuso el abogado de defensa, Raúl Castro, al alegar que no existen elementos de extorsión.

“No estamos tratando de un caso de extorsión, sino con un caso donde un hijo de un político quería venganza por cómo estaban tratando a su padre”, agregó.

Durante la reunión posterior, Díaz Colón supuestamente solicitó $300,000 para Maldonado Nieves, así como la renovación de unos contratos que le beneficiaban personalmente y encabezar una campaña de relaciones públicas a favor de Rosselló.

Maceira Zayas es el tercer testigo de la fiscalía, en el segundo día de juicio, luego de la selección del jurado ayer, compuesto por seis varones y seis mujeres.

Más temprano, el gobierno federal presentó al ingeniero electrónico del FBI, William Hinton, quien mejoró la calidad de los audios en la grabación que hizo Maceira Zayas en las reuniones que sostuvo con Díaz Colón. El abogado Castro enfatizó reiteradamente que el propio ingeniero reconoció, por escrito, que puede que la grabación no esté clara para todo el mundo. “Cuando hay mucho ruido puede que no se entienda”, contestó Hinton.

La fiscalía también presentó como testigo al agente especial del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Max Rodríguez, quien extrajo datos solicitados por el FBI del celular de Sixto George, que fue ocupado en agosto. Ambos testigos se limitaron a explicar sus funciones técnicas y cómo aseguraron la cadena de evidencia con números de identificación.

Durante la argumentación inicial en el día de ayer, el abogado de defensa cuestionó la credibilidad del testigo principal alegando que su cliente le aclaró que su intención al advertirle del chat, no era amenazarle, sino proteger a la administración; que nunca pidió algo a cambio; y que fue Maceira quien quiso crear el caso en contra de Díaz Colón e insistía en una transacción a cambio de que más páginas del chat de Telegram no salieran a la luz pública.

Al momento de publicación de esta historia, el juez Francisco Besosa ordenó un receso para el almuerzo, de modo que el testimonio de Maceira continuaría al reanudar en la tarde.

💬Ver comentarios