Lind Orlando Merle Feliciano. [email protected] Xavier Araujo | GFR Media | 2019 (Xavier Araujo)

La jueza del Tribunal de Primera Instancia Rebecca de León Ríos devolvió a la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) el pleito presentado por el comisionado electoral del Partido Popular Democrático (PPD), Lind Orlando Merle Feliciano, que exige que 5,551 electores que aparecen inscritos en más de una jurisdicción sean removidos o excluidos de las listas electorales.

Con esta determinación el comisionado electoral del PPD dijo que logró su cometido, mientras que la comisionada electoral del PNP, María Dolores “Lolin” Santiago sostuvo que nunca se opuso a la depuración el registro electoral sino que argumentaba que debía llevarse a cabo siguiendo lo dispuesto por el Código Electoral.

“El Partido Nuevo Progresista (PNP) y el presidente de la Comisión, (Juan Ernesto Dávila Rivera) escucharon con claridad que, en efecto, nuestro caso no era académico y que el tribunal tenía jurisdicción sobre el asunto llevado por el PPD, concurriendo con nuestra posición y declarando no ha lugar la solicitud de desestimación presentada por la comisionada del PNP”, sostuvo el comisionado del PPD.

Merle Feliciano acudió al tribunal para cuestionar la resolución emitida por el presidente de la CEE, al resolver que era necesario llevar a cabo un procedimiento, que él asegura, no era el dispuesto en el ordenamiento legal electoral.

La comisionada electoral del PNP argumentó que el tribunal le dio la razón porque siempre dijo que correspondía que la CEE siguiera los procesos que dicta el Código Electoral para depurar las listas.

“Ellos (los populares) desistieron. Lo único que he solicitado al comisionado del PPD es que (el proceso) se haga conforme al Código y a los reglamentos aplicables. Sobre todo que a los electores hay que notificarles. Todo el mundo tiene un proceso al debido proceso de ley”, sostuvo la comisionada electoral, quien dijo que estará atenta a lo que el juez disponga por escrito.

Además, destacó que, ante el juez, pese a los cuestionamientos públicos al Código Electoral, los populares basaron su defensa “en extractos” de la nueva ley.

“Aquí lo que procede ahora, es un procedimiento administrativo de depuración del registro electoral para eliminar las dobles inscripciones, y así evitar el fraude en estas próximas elecciones. Logramos un acuerdo para que esta controversia regrese a la CEE bajo un entendido de que se van a depurar las listas electorales conforme fue la solicitud original del PPD ante la Comisión y ante el tribunal. Queda claramente establecido que la doble inscripción en más de una jurisdicción es ilegal”, ripostó Merle Feliciano.

El comisionado electoral alterno del PPD, Nelson Rodríguez, explicó que los 5,551 electores figuran en el registro electoral como inscritos en Puerto Rico y también están inscritos en Estados Unidos.

“Esto es importante porque en el nuevo Código Electoral dice que va a prevalecer como su domicilio la última dirección en el registro general de electoral. Si no se excluyen estos electores del registro, esas personas podían votar en Estados Unidos como en Puerto Rico”, explicó Rodríguez.