Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Los hechos que dieron paso a esta controversia ocurrieron en agosto de 2018, en Aibonito, cuando un empleado de la AAA fue asesinado mientras descansaba en su casa. Su cadáver fue abandonado en un solar baldío a minutos de su hogar. Allí, llegó su hijo de 15 haciendo expresiones que lo convirtieron en sospechoso del crimen.
Los hechos que dieron paso a esta controversia ocurrieron en agosto de 2018, en Aibonito, cuando un empleado de la AAA fue asesinado mientras descansaba en su casa. Su cadáver fue abandonado en un solar baldío a minutos de su hogar. Allí, llegó su hijo de 15 haciendo expresiones que lo convirtieron en sospechoso del crimen. (VICTOR M. FIGUEROA)

Los agentes habían acordonado el pastizal en el que yacía el cadáver de un hombre parcialmente calcinado cuando llegó un adolescente de 15 años y les dijo, en alusión al muerto y sin que nadie le preguntara: “Ese que está ahí es mi papá”.

💬Ver comentarios