Los fiscales alegaron que Muñiz Álvarez dijo a la mujer que si se enteraba quiénes eran los chotas, los mataría a ellos, a sus familias y hasta a sus perros. (Archivo / GFR Media)
Tribunal Federal en Hato Rey.

El recaudador de fondos para hacer campaña electoral contra los rivales del gobernador Pedro Pierluisi, Joseph “Joey” Fuentes, se declarará culpable mañana, jueves, de haber ocultado u engañado sobre el origen de los fondos que obtuvo el Súper Pac, Salvemos a Puerto Rico, una violación de la Ley Electoral federal y el código criminal.

Así lo notificó la fiscalía federal al alertar a la prensa sobre los procedimientos para cubrir la vista que se celebrará este jueves a las 9:00 a.m. ante el juez Joseph Laplante.

Fuentes, residente de Virginia, firmó el acuerdo de culpabilidad el pasado jueves 28 de abril en el que admitió que ocultó los verdaderos donantes de $495,000, que recibió Salvemos Puerto Rico, para pautar anuncios a favor de Pierluisi.

La fiscalía federal cuenta con mensajes de texto que denotaban la conspiración para ocultar el origen de estos fondos.

“Les pregunté para abrir [la OSFL-1 y la OSFL-2] para que haya más de una entidad haciendo contribuciones y evitar las apariencias de estar conectado”, le escribió Fuentes a alguien no identificado dos días antes de la incorporación de ambas entidades, según la denuncia criminal.

Se trata de las organizaciones sin fines de lucro Foundation for Progress y Fundación por la Igualdad, registradas el 10 de junio de 2020.

Estas entidades fueron registradas sin ninguna persona a su nombre, sino que tenía como incorporador a la misma entidad cuya incorporación se pretendía. Por esta razón, el 4 de agosto de 2020, las canceló el entonces secretario de Estado, Elmer Román González.

Posteriormente, el tribunal le obligó a revertir la decisión y se corrigió el problema al poner al exdirector de la Autoridad de Puertos, Álvaro Pilar Vilagrán, como incorporador.

Las entidades también carecían de dirección física, que es requerida por ley. Posteriormente, registraron como oficina designada a Caribe Office Building, Suite 601 Calle Las Palmeras 53 San Juan, que es la misma dirección de la firma Doing Business Puerto Rico (DBPR) del abogado y contratista del gobierno Walter Alomar. Alomar dijo que su firma y las entidades sin fines de lucro comparten la misma dirección, pero no guardan relación entre sí, pues se trata de un espacio de trabajo conjunto.

Este diario contactó a Pilar Vilagrán, quien se expresó sorprendido por el acuerdo de culpabilidad aceptado por Fuentes y alegó que su participación fue de mero “portavoz” de estas entidades, a petición del mismo Fuentes. Reconoció que a Fuentes y él le une una amistad con el gobernador.

“La razón por la cual se crearon estas entidades es porque se veía un patrón de persecución de la exgobernadora Wanda Vázquez Garced; la gente tenía miedo de que su nombre saliera relacionado en contra de la gobernadora”, justificó Pilar Vilagrán en cuanto a la corporación de estas entidades.

Pilar Vilagrán insistió que, en todo momento, pensó que estaban cumpliendo con la ley, pues las fundaciones y corporaciones están autorizadas a donar a los Pac sin límite de fondos.

Otros involucrados en el engaño

La denuncia criminal adjudica responsabilidad también a los individuos 2 y 3 quienes participaron del esquema para esconder el origen del financiamiento electoral de la campaña de Salvemos a Puerto Rico. Los anuncios eran en contra de la gobernadora Wanda Vázquez Garced, con eslogans tales como “¡En Wanda Vázquez NO se puede creer!” y “Para Wanda Vázquez, la estadidad NO es prioridad”.

La fiscalía federal describe al “Individuo-2″ como el secretario de las organizaciones sin fines de lucro, según la cuenta bancaria comercial. Pilar Vilagrán alegó desconocer quién era el secretario de Foundation for Progress y Fundación por la Igualdad, pues aseguró que él no era una de las firmas autorizadas y solo se integró como portavoz a petición de Fuentes.

Cerca del 9 de agosto de 2020, fecha de ls primarias electorales en Puerto Rico, Fuentes texteó: “No he querido tener ningún tipo de comunicación porque no sabes si los federales tienen las líneas interceptadas. Tienes que manejar esto con mucho cuidado”.

El secretario de esas corporaciones le texteó a Fuentes, el 16 de octubre, que le enviaría donativos al PAC, poco después de haber recaudado $200,000 a través de una de las entidades.

Ese mismo día, Fuentes le contestó a un donante potencial, que quería aportar anónimamente a la campaña: “Tengo que informar [a la FEC] quien, pero los puede dar a través de una entidad y de esa manera no revelamos quién está detrás de la donación”. Agregó: “Puedes usar un tercero para no revelar el verdadero donante”.

Este “Individuo-2″ le explicó a un tercer participante, descrito en la denuncia federal como abogado y consultor, que podía respaldar a Pierluisi proveyendo fondos a Foundation for Progress y Fundación por la Igualdad, las cuales lo remitirían a Salvemos a Puerto Rico.

El contralor electoral, Walter Vélez, explicó a este diario que su oficina carece de jurisdicción sobre las organizaciones sin fines de lucro o corporaciones, las cuales están reguladas por el Departamento de Estado. Tampoco tiene jurisdicción sobre comités electorales registrados en otras jurisdicciones fuera de Puerto Rico.

Vélez criticó que “los Súper PAC y el caso Citizen United trastocó grandemente las campañas políticas por el hecho de que no está regulado y no tiene límites. Son empresas multimillonarias que aportan a candidatos políticos sin ningún tipo de regulación”.

Durante la campaña electoral de 2020, el director de campaña de Vázquez, Jorge Dávila, había presentado una querella ante la Comisión Estatal de Elecciones por alegaciones de coordinación ilegal con la campaña de Pierluisi.

La denuncia criminal se limita a comentar que el Individuo-1 era un asociado del gobernador Pierluisi, a quien describen como “Funcionario público-1”, y un importante recaudador de fondos que buscaba obtener donaciones en apoyo de la campaña electoral de 2020.

Agrega que “Fuentes, el Individuo-1 e Individuo-2 se comunicaron entre sí a través de mensajes de texto, correo electrónico y aplicaciones de mensajería basadas en Internet para discutir aspectos de su esquema para evitar informar la verdadera fuente de estas donaciones”.

La periodista Wilma Maldonado Arrigoitía colaboró con esta historia.

*Esta historia fue actualizada para incluir la respuesta que el abogado Walter Alomar envió por correo electrónico.

💬Ver comentarios