Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

En la foto, Ángel Pérez a su salida de la fiscalía federal en Hato Rey.
En la foto, Ángel Pérez a su salida de la fiscalía federal en Hato Rey. (Ramón “Tonito” Zayas)

El alcalde de Guaynabo, Ángel Pérez Otero, y el ayudante ejecutivo del alcalde de Trujillo Alto, Radamés Benítez Cardona, enfrentan sendas acusaciones por presuntamente haberse enriquecido ilegalmente en posiciones públicas, de las cuales se valieron para supuestamente recibir sobornos y extorsionar a contratistas.

💬Ver comentarios