Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Las pérdidas ascienden a $1.8 millones por comida decomisada en los comedores escolares. (GFR Media)
El Departamento de Educación comenzó a abrir comedores escolares en mayo para proveer almuerzos, en coordinación con los municipios. (GFR Media)

Un panel de tres jueces del Tribunal de Apelaciones determinó que el gobierno no tiene la obligación de proveer alimentos a los ciudadanos en medio de la pandemia del coronavirus, por lo cual revocó una sentencia emitida por un tribunal inferior para ordenar al Departamento de Educación a abrir los comedores escolares.