Mayra Montero
💬

Mi síndrome de Estocolmo

La gran intelectual Luce López Baralt publicó ayer una bellísima columna en la que se refería al llamado Síndrome Stendhal, especie de soponcio que se produce al contemplar una obra artística insoportablemente bella. A los acordes de una pieza musical, o ante la profundidad de un paisaje, también puede atacarnos el síndrome. Y al mirar ciertas esculturas, o incluso al roce de la turgente carne.

Otras columnas de Mayra Montero

miércoles, 21 de octubre de 2020

Anything goes

Apuesto a que David Skeel ya se aprendió de memoria los sueldos que se pagan en la Asamblea Legislativa. Siendo éste un país en bancarrota, los abogados de los acreedores también habrán tomado nota, y la jueza del tribunal de quiebras seguro que ha sido notificada del escándalo, escribe Mayra Montero

martes, 20 de octubre de 2020

Mensaje de la Junta para el próximo gobernador

Mucha gente ha hecho fortuna con el Departamento de Educación, y siempre habrá quien trate de colar a los amigos. No obstante, un síndico es una garantía de que por lo menos habrá alguien velándolos, escribe Mayra Montero

lunes, 19 de octubre de 2020

Despertar de viejas vocaciones

Mayra Montero declara: “Esta pandemia hay que mirarla por el lado bueno. Los familiares, y hasta los cónyuges si me apuran, tienen una excelente oportunidad de perderse de vista por algún tiempo, no digo para siempre”

domingo, 18 de octubre de 2020

Los alcaldes de San Juan

Un grupo de legisladores celebró una de esas ‘vistas oculares’ que celebran ellos, yendo a revisar el estado de unos tramos recubiertos con gomas recicladas. ¿Cuál fue el producto de aquella visita? Ninguno, escribe Mayra Montero

 

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: