Eduardo Lalo
💬

El alcalde Pierluisi

Un silencio terrorífico sale por las ventanas que nunca se abren de La Fortaleza. Por la mansión ejecutiva pululan los fantasmas vociferantes e impetuosos de algunos de sus antiguos inquilinos. Estos resbalan por las paredes de las estancias que en antiguo albergaron las algarabías de sus reelecciones, los banquetes con la familia extendida del partido y la casta y los brindis de los cócteles del voto comprado a los senadores estadounidenses, a los que les habían engrasado la pata en íntimas oficinas en los albores de la velada, con dinero público que nunca llegaría a una escuela de Caimito ni al bitumul de la avenida De Diego. Los fantasmas de los exmandatarios y mandatarias nadan como peces rodeados por las paredes narcisísticas del Salón de los Espejos. Por allí circularon, multiplicados por reflejos, los Ganadores de Elecciones cuando todos los correligionarios, ayudantes y funcionarios habían partido. Allí permanecieron solos, sabiéndose reyes y reinas, por los días de al menos un cuatrienio.

Otras columnas de Eduardo Lalo

sábado, 1 de mayo de 2021

El genuino Pierluisi

El alcalde Pierluisi no se siente ni se ve, apenas se oye, porque ya lo hemos sentido, visto y oído. Conoce a su partido, pero desconoce al país que está más allá del control de acceso, dice Eduardo Lalo

sábado, 3 de abril de 2021

El crimen perfecto

Considerar a esta institución centenaria como un asunto de contabilidad y un premio posible para inversionistas sin compromiso con esta sociedad, demuestra una desconexión tremenda con la humanidad del pueblo de Puerto Rico, escribe Eduardo Lalo

sábado, 20 de marzo de 2021

State Party

Ni siquiera Munozmarinski pudo prever el éxito de State Party, el juego en que varias multinacionales del juguete unirían sus esfuerzos. State Party podía jugarse por días, semanas, meses o años. Era, en realidad, potencialmente infinito, escribe Eduardo Lalo

sábado, 6 de marzo de 2021

El “achuchón” anexionista

El gobernador Pierluisi y otros miembros de la facción azul del colonialista Partido Nuevo Popular estuvieron esta semana en Washington, dándole a un puñadito de congresistas un “achuchón”, el sustito de una exigencia sin consecuencias, escribe Eduardo Lalo

💬Ver comentarios
Popular en la Comunidad

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: