Cezanne Cardona Morales
💬

Amor de supermercado

Días antes del paro de los transportistas, una parejita recién casada adelantaba su primera compra en el supermercado. Se sabe que es la primera por cómo guían el carrito de compra -casi a cuatro manos- y por las cosas que van echando: “¿Tenemos chupón para destapar el baño?” pregunta ella, mientras él duda si echar al carrito un picador de plástico o de madera -porque en las bodas nunca regalan picadores ni chupones para el destape. Dentro del carrito hay un canasto de ropa blanco, pinches de madera, un cubo, un mapo, una escoba, un recogedor, baterías, una linterna y salchichas para un regimiento, porque uno nunca sabe qué viene primero: una huelga, un huracán o el amor. “Tráete también un pote de Drano porque abuela se la pasaba echando cosas por el fregadero”. Entonces me los imaginé ocupando el apartamentito donde antes convalecía la abuelita, tal vez en el segundo piso de la casa de sus padres o quién sabe si en la marquesina convertida en un nicho de amor y en el que, de ahora en adelante, tendrán que morder almohadas para silenciar los ruidos del placer; ese “dolor futuro” para decirlo en buen francés.

Otras columnas de Cezanne Cardona Morales

sábado, 23 de octubre de 2021

La vellonera indiscreta

El sicario que va camino a cometer su crimen y hasta el muertito más reciente quieren también una canción; llevan una vellonera indiscreta por dentro, escribe Cezanne Cardona Morales

sábado, 16 de octubre de 2021

Por quién doblan las librerías

Lo mejor que se puede tener en el mundo, según ese hermoso cuento de Clarice Lispector, es ‘un papá dueño de una librería’. Puerto Rico ha perdido al papá de las librerías, nadie lo duda, escribe Cezanne Cardona Morales

sábado, 9 de octubre de 2021

Un Ferrari cualquiera

Tal vez, durante el tiempo que estuvo en el puente aquella mesita fue más verdadera que cualquier Ferrari; tal vez porque lo mejor que tiene el país no es lo nuevo sino lo abandonado, escribe Cezanne Cardona Morales

sábado, 2 de octubre de 2021

“Sargozo”

Este era el mito caribeño que estábamos esperando, la paja marina que tanto ansiábamos. Paja porque es excusa, ficción, mentira y onanismo; cómodo embuste con el que gerenciales e ingenieros inescrupulosos nos hacen la camita, escribe Cezanne Cardona Morales

💬Ver comentarios
Popular en la Comunidad

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: