Anuchka Ramos
💬

Andrea

Andrea tenía 10 años. Yo tenía seis. Creo que Jennifer, la otra prima, también estaba con nosotras. Debía ser verano porque Jennifer vivía en San Juan y estábamos en casa del papá de Andrea, mi tío, en Ponce. Trato de forzar la memoria para recordar a qué jugábamos, pero no lo tengo claro. Recuerdo que se nos ocurrió hacer batidas de guineo. Sacamos el hielo de las cubetas y los guineos de su cáscara, y justo cuando correspondía mezclarlo todo con el poder del Osterizer nos dimos cuenta de que no había leche. Alguna de las tres tuvo la idea de decir: “Échale agua”. En aquel tiempo, los frappés no estaban de moda. Era 1996 o 1997. Nos rellenamos los vasitos con aquella sambumbia que ninguna pudo beber.

Otras columnas de Anuchka Ramos

lunes, 26 de julio de 2021

La voz y las manos de Andrea Ruiz Costas: reclamos de justicia

Confío en que la justicia escuche y sienta la voz y las manos de Andrea, y haga lo que tiene que hacer ante su ausencia. Aquí estará el tejido inquebrantable de su familia, que es ya todo un País, mirándole muy de cerca, escribe Anuchka Ramos-Ruiz

martes, 8 de diciembre de 2020

Para llegar a Borges a través de un puertorriqueño

El quehacer de Arturo Echavarría Ferrari como investigador, profesor y escritor da cuenta de una vida entera dedicada a la construcción y diseminación de un conocimiento humanístico siempre indispensable, urgente, escribe Anuchka Ramos Ruiz

viernes, 2 de octubre de 2020

El reto de educar en la era virtual

Docentes y estudiantes estamos llamados a un repensar de nuestros procesos ante el reto de la educación a distancia, escribe Anuchka Ramos Ruiz

💬Ver comentarios
Popular en la Comunidad

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: