Denisse Toro Robles
💬

Cómo combatir los bajones emocionales

El año 2020 se ha caracterizado por ser uno de vivencias nuevas y retadoras para todos.  En ocasiones, parecería que participamos de una película de ficción; sin embargo, no es así.  Es una nueva realidad que nos ofrece la oportunidad de crecer como personas.  

El COVID-19 ha hecho que nuestros temas de conversación vayan dirigidos hacia la salud física, pero ¿qué de la salud emocional?  Son varias las recomendaciones que se han presentado con el fin de que las personas tratemos de sobrellevar mejor la carga emocional que representa el aislamiento social y el estar encerrados en nuestras casas.  Es un nuevo estilo de vida al que debemos adaptarnos.  

Si resumimos en una palabra aquello que nos ayudará a “combatir” los bajones emocionales en estas próximas semanas de encierro, diría que es la actitud.  La manera en que afrontamos los retos diarios de la vida habla de nuestra inteligencia emocional, aquella que moldea nuestra capacidad de regular nuestros sentimientos y emociones.  

Es mucha la incertidumbre que experimentamos, sobre todo porque es una nueva experiencia para cada uno de nosotros, incluso para los profesionales de la salud.  Son muchos los sentimientos que podemos presentar: miedo, angustia e impotencia, entre otros.  A esto le sumamos que se han multiplicado nuestras tareas diarias: trabajar desde el hogar, hacer las tareas con nuestros hijos, recoger y limpiar la casa, las diligencias de costumbre, pero con limitaciones, entre otros.  En resumen, la carga emocional es mayor a la que estábamos acostumbrados. Ahora bien, no podemos quedarnos en los lamentos; es momento de actuar.  Debemos adoptar conductas que nos ayuden a manejar la situación y asumir una actitud más positiva.

¿Qué podemos hacer para mantener nuestra salud emocional durante la cuarentena?  

1. Cuidemos nuestra apariencia física - El hecho de que estemos en la casa no significa que tengamos que descuidar nuestra apariencia.  Podemos arreglarnos el cabello, las uñas, la barba.  Si nos vemos bien, nos sentimos mejor.  Vístete cómodo, no te quedes todo el día con la ropa de dormir.  De esta manera no le llevas un mensaje equivocado a tu cerebro.

2. Organicemos las áreas de la casa a nuestro gusto - Es imprescindible que el lugar donde pasaremos las próximas horas y semanas, sea agradable a nuestra vista. ¿Qué te parece si preparas un área que sirva como una “mini” oficina? Igualmente, puedes ambientar el espacio que compartes con tu familia o tu área de descanso y relajación. 

3. Organicemos nuestro tiempo - Ahora tenemos mayor cantidad de tareas con las cuales cumplir, por ello es de gran ayuda el llevar una agenda con el listado de las tareas a realizar.  Al finalizar el día, evalúa como te fue y realiza las modificaciones necesarias.

4. No nos sobre expongamos a noticias negativas - Es importante que nos mantengamos informados y, sobre todo, que conozcamos las medidas de precaución a llevarse a cabo, pero no nos pasemos el día escuchando noticias negativas.  Además, cuando escuchemos y leamos noticias sobre lo que está ocurriendo, procuremos que sea de una fuente confiable.

5. Utilicemos la tecnología a nuestro favor - El estar lejos de nuestros seres queridos, es una de las mayores dificultades que estamos enfrentando. Pero podemos conectarnos con ellos, utilizando las diferentes aplicaciones de videollamadas disponibles. Esto nos hará sentirlos más cerca.    

6. Reflexionemos y visualicemos nuestra vida luego de que todo acabe - Aprovechemos esta oportunidad para reflexionar sobre la vida.  Todo esto acabará. Ahora vivimos el momento idóneo para pensar qué queremos hacer una vez todo vuelva a la normalidad.

Ante todo, es importante que recordemos que habrá días más difíciles que otros. No olvidemos que esto es tan solo un momento pasajero y que la clave para sobrellevarlo será nuestra actitud.


Otras columnas de Denisse Toro Robles

domingo, 26 de enero de 2020

Un botiquín de primeros auxilios emocionales

Dennise Toro sugiere la creación de un “botiquín de primeros auxilios emocionales” para lidiar mejor con situaciones que generan tensión o ansiedad