Julio Fontanet
💬

De agricultura, construcción y confinados

La pasada semana se discutió el hecho de que era necesario importar trabajadores para la agricultura y la construcción ante la escasez de trabajadores locales que estén dispuestos a hacerlo. Fue penoso escuchar expresiones desafortunadas —que en ocasiones se repiten— para referirse a la supuesta falta de laboriosidad de nuestros compatriotas. Recuerdo la primera vez que escuché una expresión de esa naturaleza. En la escuela intermedia, cuando estábamos discutiendo los problemas económicos del país, un compañero de salón expresó que el problema era que los puertorriqueños eran vagos. A esa temprana edad, mi reacción fue espontánea y orgánica, de molestia, y le indiqué que estaba equivocado; que, por ejemplo, todos mis familiares, vecinos y conocidos —y los de él también— estaban en la fuerza laboral del país. El entonces jovencito (y hoy cirujano) se limitó a replicar que eso él lo había escuchado “en algún lado”.

Otras columnas de Julio Fontanet

martes, 3 de agosto de 2021

Jasmine Camacho-Quinn: ser puertorriqueña

Los comentarios de Gigi Fernández, más que molestia, nos deben causar pena ya que reflejan un problema grande de espíritu y de identidad nacional, escribe Julio E. Fontanet Maldonado

jueves, 1 de julio de 2021

El juez Gelpí y el “critical race theory”

Es precisamente el análisis crítico lo que propulsa cambios significativos en el ordenamiento jurídico. La sede de dicho análisis crítico es y debe continuar siendo las escuelas y las universidades, dice Julio E. Fontanet

💬Ver comentarios
Popular en la Comunidad

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: