José Gabriel Martínez Borrás
💬

El Foro Urbano Mundial y la Ciudad Sostenible

En la pasada semana se celebró la Décima Sesión del Foro Urbano Mundial (FUM), la mayor reunión sobre el futuro de las ciudades. Participaron miles de personas a través de asambleas compuestas por jóvenes, mujeres, comunidades de base, organizaciones internacionales y gobiernos. 

El FUM fue establecido en 2001 por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para abordar la expansión rápida de la urbanización y su impacto en la ciudad y sus comunidades, convirtiendo el foro en una plataforma de alto nivel, abierta e inclusiva, para abordar los desafíos de la urbanización sostenible.

El lema utilizado por esta edición: “Ciudades de Oportunidades: Conectar la Cultura y la Innovación” es una apuesta a la capacidad de que estas puedan convertirse en baluartes de sostenibilidad, a través de la búsqueda de nuevas formas de gobernanza, más democráticas y participativas, y en fomentar una economía social solidaria. 

El FUM culminó con la Declaración de Acción de Abu Dabi, la cual incluye compromisos de los participantes de llevar a cabo una importante transformación de dos años en alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) acordados por líderes mundiales en 2015. La mirada es parte de la Nueva Agenda Urbana elaborada por los miembros de la ONU y su organismo ONU-Hábitat, la cual apuesta que las ciudades se conviertan en centros de creatividad e innovación, así como lugares con valioso patrimonio cultural e identidad, de acceso para todos, en un contexto de sostenibilidad ambiental. 

Según ONU-Hábitat, la población de las ciudades se duplicará hacia el 2050, poniendo presión en la infraestructura, accesibilidad a vivienda y alimentos, prestación de servicios básicos y acceso a recursos naturales, entre otros.

La necesidad de esta Agenda parece evidente, pero la realidad es que los retos de las ciudades son hoy un legado del siglo XX y los procesos de modernización: Por un lado, la deslocalización (offshoring) de la manufactura a los países en vías de desarrollo llevó a que eliminasen su industria agropecuaria de pequeña y mediana escala, fomentado una emigración masiva a las ciudades. Esto culminó en la construcción de tugurios y condiciones precarias de vida en los espacios urbanos y una mayor inseguridad alimentaria. Las políticas de mercado de finales del siglo XX han culminado en un aumento en la desigualdad en las ciudades, y con ello, un aumento en la indigencia.

Así han surgido numerosos movimientos sociales y organizaciones no gubernamentales que han evidenciado los efectos de estas políticas por décadas, llamando a la necesidad de la implementación de políticas públicas que son hoy discutidas en el FUM. Por ejemplo, movimientos como el Derecho a la Ciudad, el cual ha denunciado por años el proceso de aburguesamiento (gentrificación) y mecanismos de mercado cuyos resultados han sido la expulsión de comunidades de sus entornos históricos, ya que estas áreas son rentables para el capital financiero y especulativo. Por ende, se llama al empoderamiento de las comunidades, para que desarrollen los instrumentos políticos, económicos y sociales que les den resiliencia ante este tipo de ataque. 

En nuestra isla, cualquier agenda política eleccionaria que no considere implementar esta Agenda como un proceso de reestructuración de la gobernabilidad de la ciudad, simplemente no merece de nuestra atención.

Otras columnas de José Gabriel Martínez Borrás

sábado, 27 de junio de 2020

La Ley de Acción Climática en Irlanda

Una nueva administración planea prohibir las importaciones de gas natural, implementar recortes en emisiones de gases de carbono y poner fin a la explotación del gas natural y petróleo, escribe José Gabriel Martínez Borrás

miércoles, 27 de mayo de 2020

La crisis como oportunidad

José Gabriel Rodríguez Borrás exprsa que diferentes países están en transición hacia modelos basados en el decrecimiento, que contrario al crecimiento económico, promueve el bienestar social en equilibrio con la naturaleza

lunes, 13 de abril de 2020

Cooperación y desarrollo internacional ante el virus

José Gabriel Martínez Borrás expone que urge un nuevo consenso ecológico multilateral, que democratice las organizaciones internacionales, para incorporar las necesidades de los países en vías de desarrollo (PVD) con respuestas inmediatas