Hiram Arroyo

Punto de vista

Por Hiram Arroyo
💬

El ímpetu de la educación en salud ante el COVID-19

Una vez más se ha puesto de manifiesto la importancia de la educación en salud como eje vertebrador de la salud pública y la promoción de la salud moderna. Lo vimos con el dengue, con el VIH-SIDA, con la influenza, con el chikungunya, con el zika, por mencionar algunos. El COVID-19 ha vuelto a reclamar el espacio práctico y de prioridad política y programática que debe tener la educación en salud en las estructuras gubernamentales y en otros sectores sociales y comunitarios de Puerto Rico.

Coexisten diversas perspectivas conceptuales y enfoques operacionales de la educación en salud en Puerto Rico, a partir de su expansión profesional y disciplinar en la década de los cuarenta. Cambios filosóficos y metodológicos profundos surgieron en el 1986 como resultado del movimiento global de promoción de la salud. Algunas perspectivas vigentes de la educación en salud son: la dimensión educativa tradicional a nivel individual, grupal, comunitaria e institucional; la perspectiva conductual de cambio de comportamiento en salud; los enfoques biomédicos y de educación a pacientes; los enfoques educativos en el entorno escolar; las perspectivas de comunicación y mercadeo social aplicado a la salud; la perspectiva de educación popular y salud comunitaria; la perspectiva de participación y movilización social; la perspectiva de abogacía en salud y acción social intersectorial, entre otros enfoques.

La educación en salud trasciende proveer información sobre salud a los ciudadanos sobre signos y síntomas de las enfermedades y las correspondientes medidas preventivas. Hoy día la educación en salud cobra un sitial de relevancia en el paradigma de la salud pública. Se incorporan en la definición cuatro dominios fundamentales:  fomentar la toma de decisiones favorables a la salud; realizar análisis crítico de la información; propiciar el entendimiento de los determinantes de la salud; y lograr compromiso con la acción social colectiva. Este abordaje conceptual ejemplifica la dimensión política y de vinculación social de la educación en salud otorgando un rol activo a los ciudadanos en los reclamos de salud, bienestar y justicia social. 

La citada definición parte del reconocimiento que los ciudadanos están teniendo acceso a diversas fuentes de información sobre salud como resultado de la tecnología y las redes sociales. Esto plantea el reto de la calidad de la información que se recibe y cómo los ciudadanos deben diferenciar entre información confiable o información cuestionable. La definición se diferencia de otras en el sentido de la importancia que se adscribe a los determinantes sociales de la salud y el rol de la educación en salud de generar análisis crítico con la ciudadanía sobre la verdadera raíz de los asuntos sociales y de salud que les afectan. Un componente adicional de la definición es la concerniente a obtener el compromiso individual y colectivo con la participación, la abogacía ensalud y la acción social por parte de la población.

La revisión de la documentación científica profesional reciente sobre el COVID-19 sugiere la consideración de una amplia y compleja variedad de determinantes sociales de la salud que se identifican y se recrudecen con la pandemia. Todos ellos exigen maneras diferenciadas de entender y aplicar las acciones políticas y programáticas de la educación en salud: la pobreza; el desempleo; la falta de capacidad y acceso tecnológico; la seguridad alimentaria;   la vivienda inadecuada; la salud mental; la vulneración del derecho a la salud; la violencia de género; los intereses mediáticos; el fraude a la salud; la corrupción política; la privatización como respuesta; entre otras consideraciones. 

La educación en salud y los profesionales del campo en Puerto Rico han participado de manera decidida y honrosa en la respuesta salubrista ante el COVID-19. Ante la agenda inconclusa contra este virus se apuesta al ímpetu de la nueva educación en salud.





Otras columnas de Hiram Arroyo

domingo, 28 de mayo de 2017

Descentralizar la salud desde los municipios

El profesor universitario Hiram Arroyo comenta de la iniciativa de municipalizar la promoción de la salud como método para alcanzar más comunidades en la Isla.