💬

El reino de las paradojas

Con precisión casi literaria, el Macondo boricua engendra paradojas de suprema vitalidad. Si no fuera por la desgracia que comportan, bien valdría la pena coleccionarlas por el modo en que condensan la realidad, cada vez más bizarra y espesa. Se energiza el último hogar a oscuras, pero se advierte que el sistema es precario y hasta más frágil que antes. Cualquier ventarrón intenso derrumbará postes y cables sin aviso, a cualquier hora y en cualquier lugar. Mientras, hablamos de privatizar la producción de energía, pero si se genera con combustibles fósiles, como si no sobrara por doquiera el viento, el agua y la luz solar. Cautiva, la isla del encanto sigue presa del capital especulativo que explora nuevas formas de cebarse con los ingresos de los que no tienen a dónde partir.

💬Ver comentarios
Popular en la Comunidad

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: