Mayra Montero
💬

El síndrome Alicia en el País de las Maravillas: bébeme

De que haya infinidad de menores que reciban —y contesten— mensajes de contenido sexual, algunos de los cuales ponen en peligro su integridad física y mental, no es culpa del gobierno, ni del bipartidismo, ni del Departamento de Educación, ni de la pobreza, ni del colonialismo. Es culpa de los padres. Se ha llegado a un punto, con decenas de querellas semanales, en que los adultos deben y tienen que vigilar las relaciones que establecen sus hijos menores, casi siempre por internet, antes de que ocurra lo peor.

Otras columnas de Mayra Montero

martes, 29 de noviembre de 2022

A los empleados públicos, ¿les van a explicar ahora?

¿No hay nadie, en esa masa de gente perjudicada por los recalcitrantes, que se sienta traicionado y pida una satisfacción? ¿No hay nadie que se atreva a decir “oiga, es que eso no me lo explicaron”?, pregunta Mayra Montero

domingo, 27 de noviembre de 2022

Pavo y calabaza: ¿seguimos bajo la bota de los puritanos?

A ver, las señoras del MeToo, ¿esto no les merece una revisión de los atropellos de los peregrinos y por lo tanto una rectificación, que de paso ayudaría a que se asaran menos pavos, se contaminara menos, y se le diera coherencia al pensamiento soberanista?, pregunta Mayra Montero

💬Ver comentarios
Popular en la Comunidad

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: