Kamala Harris

Punto de vista

Por Kamala Harris
💬

Honrando a Puerto Rico: tres años después del huracán María

En septiembre de 2017, cien años después de que los puertorriqueños obtuvieran la ciudadanía estadounidense, el huracán María desató su furia en la isla. La incompetencia y cruel indiferencia del presidente Trump hacia los puertorriqueños, nuestros hermanos americanos, tornó las consecuencias del desastre en una crisis humanitaria que continúa hasta el día de hoy.

Un mes después del paso del huracán, viajé a Puerto Rico y fui testigo de la devastación. El dolor y sufrimiento que vi fue el resultado de la negligencia de la administración Trump. Los recursos militares destinados a emergencias no fueron entregados debida y rápidamente en respuesta proporcional a la situación. FEMA, la agencia de los Estados Unidos encargada de responder a los desastres, fracasó. Dos años después del huracán María, solo un tercio de los fondos de alivio federales había llegado a la isla. De las más de nueve mil solicitudes de asistencia que FEMA ha recibido en Puerto Rico, solo 190 habian sido financiadas.

En el Senado, lideré la lucha para que la administración Trump se hiciera responsable por la lenta respuesta al desastre, incluyendo enviar una carta al secretario de Agricultura cuando los fondos de asistencia nutricional estaban siendo enviados muy lentamente. No me puedo imaginar el dolor, y la pérdida, por la que tantos puertorriqueños han pasado en estos tres años. Incluso hoy, muchas viviendas, escuelas y hospitales en la isla carecen de electricidad o necesitan ser reparadas.

Pero tanto Joe Biden como yo tenemos una promesa para ustedes: los vemos, los escuchamos, y cada día que pasa, estamos con ustedes.

Sabemos que el camino que queda es largo. Este año, Puerto Rico fue impactado por otro desastre, el terremoto más grande registrado en la isla en cien años, resultando en mayor destrucción y ocasionando apagones en más del 90 por ciento de la isla. Adicionalmente, la isla está enfrentando la pandemia del COVID-19, la cual ha diezmado la industria del viaje y el turismo. Dada la débil infraestructura del sistema de salud en la isla, el CDC estima que más del 50 por ciento de los casos de COVID-19 no han sido reportados.

Y además todos estos desafíos están impactando a la isla en un momento en el que aproximadamente un tercio de los puertorriqueños en el campo laboral han solicitado alguna forma de asistencia de desempleo, con un estimado reciente que coloca a la tasa de desempleo de la isla en casi un 40 por ciento.

Aunado a esto, más de un 40 por ciento de los puertorriqueños viven por debajo de la línea de pobreza, y los hogares puertorriqueños ganan, en promedio, un tercio de los ingresos de los Estados Unidos.

En la nación más rica del mundo, esto es inaceptable.

Es por ello que Joe Biden y yo tenemos un plan que no solo ayudará a Puerto Rico a recuperarse, sino que ayudará a las familias a prosperar. Nuestro plan comienza por apoyar una recuperación total y reconstruir una infraestructura resistente en Puerto Rico que sea capaz de soportar huracanes. Nuestra propuesta acelerará el acceso a los fondos prometidos, perdonando los préstamos de ayuda para desastres y asegurando que los dólares para la recuperación beneficien a las empresas locales.

Invertiremos en el futuro de Puerto Rico fortaleciendo el sistema eléctrico de la isla, mejorando el acceso al cuidado de salud asequible y de calidad, y asegurándonos que ninguna familia tenga que pasar hambre. Además, proveeremos alivio a la insostenible deuda de la isla para que Puerto Rico pueda volver a encaminarse, expandiremos el acceso a la educación y a las oportunidades de trabajo, ayudando a las próximas generaciones de puertorriqueños a alcanzar sus sueños.

La promesa fundacional de Estados Unidos de igualdad para todos se extiende también a todos los que viven en Puerto Rico.

Cuando Joe y yo estemos en la Casa Blanca, mantendremos nuestra promesa y obligación hacia nuestros hermanos americanos, adoptaremos un enfoque compasivo y sólido que revierta el daño que ha quedado luego de tres años del huracán María, y ayudaremos a forjar un mejor futuro para todos los estadounidenses que llaman Puerto Rico su hogar.

 

Ups...

Nuestro sitio no es visible desde este navegador.

Te invitamos a descargar cualquiera de estos navegadores para ver nuestras noticias: