Brenda Reyes Tomassini
💬

La hora de la transparencia

La confianza es un valor intangible fundamental en las relaciones humanas. En momentos de crisis, la confianza se convierte en uno de los principales activos que tiene cualquier gobierno para mantener y recuperar el equilibrio y poder salir de la inestabilidad y la incertidumbre propias de estas situaciones. 

Puerto Rico lleva padeciendo una crisis tras otra luego del paso del huracán María. La ya lacerada credibilidad del gobierno como institución (fuera de líneas partidistas) sufrió su golpe más contundente, hasta ese momento, cuando el poderoso y devastador huracán llegó a nuestras costas. No bien nos recuperábamos de la debacle, cuando una segunda crisis contravino: las 4,645 muertes acaecidas-según un estudio- como consecuencia del paso del huracán y la lenta e ineficaz respuesta del gobierno estatal. Si la confianza del pueblo en la estructura que debe darle apoyo estaba todavía lacerada, un segundo golpe fue un cataclismo. Lo increíble fue la incredulidad con la que el gobierno respondió, apuntando a que esta investigación no era veraz, y procedió a contratar sus propios investigadores mientras seguían con su respuesta oficial de 64 muertes como libreto machacado.

Como si la precariedad y 4,645 muertos no fuesen suficiente para demoler la confianza que cualquier individuo pueda tener en aquellos que fueron electos “líderes de un país”, el verano del 2019 asestó otro duro golpe a ese valor: el chat de Telegram. Gracias al cuarto poder, nos adentramos en las entrañas oscuras del monstruo de la corrupción. 889 páginas más tarde nos enteramos cómo se destruían reputaciones y se orquestaban ataques contra figuras, instituciones y periodistas, cómo manejaban la narrativa política a través de las redes sociales y medios de comunicación del país, entre otros. 

Con el paso de los meses, fuimos recuperando un poco ese sentido de confianza, al instaurarse un gobierno con una mandataria no electa, pero ratificada por nuestro ordenamiento constitucional y jurídico. Nunca volvimos a ser los mismos, pero la incertidumbre fue dando paso a una especie de “estabilidad”. La gobernadora- superados los primeros escollos y crisis de comunicación- había ganado las simpatías de algunos. Hasta que el 7 de enero un remezón telúrico en horas de la madrugada volvió a lanzarnos a la incertidumbre. 

En cuestión de días, el “periodismo ciudadano” dio un duro golpe a la ya maltrecha confianza del pueblo en sus instituciones gubernamentales al desatar una ola de indignación. El llamado “León Fiscalizador” develó el mal manejo de suministros de emergencia y provisiones en un almacén, pero también una trama de irregularidades tan oscura y tenebrosa como el infame chat. Las acusaciones de parte y parte y las destituciones de varios funcionarios, en vez de abonar a la confianza ciudadana en el gobierno, lo que hacen es levantar mayor suspicacia sobre lo que hay detrás de todo el escándalo.

Una gestión eficaz de la comunicación puede generar y mantener la confianza. La gobernadora no ha sido clara. Cuando hay incongruencias entre lo que se dice y hace, o cuando los mensajes se perciben como manipulaciones, se pierde la confianza. Puerto Rico no es el mismo desde el 20 de septiembre de 2017. La confianza no admite encubrimientos ni oscuridad. Es hora de la transparencia.


Otras columnas de Brenda Reyes Tomassini

miércoles, 24 de junio de 2020

Pandemia, sequía y aumento en nuestros desperdicios sólidos

Es indispensable que repensemos nuestro consumo de agua ante esta nueva realidad y el reto que vivimos hoy: pandemia y sequía. Es nuestro deber conservar agua mientras cuidamos de nuestra salud, plantea Brenda Reyes Tomassini

viernes, 19 de junio de 2020

Hay que detener la lluvia plástica

Es hora de repensar y reducir nuestro consumo, reusar cuanto podamos y reciclar lo que nuestro municipio reciba. De no hacerlo, cualquier aguacero será una lluvia plástica, escribe Brenda Reyes Tomassini

martes, 9 de junio de 2020

Protegiendo nuestros océanos

Brenda Reyes Tomassini declara que, más allá de evitar que la basura y los residuos lleguen a nuestras costas, proteger nuestros océanos es proteger nuestra propia salud

miércoles, 27 de mayo de 2020

No es un asunto de multas

Es hora de que el puertorriqueño asuma su rol sobre su entorno y responsabilidad de sus actos. Más multas no frenarán la situación, dice Brenda Reyes Tomassini